El Plan de Obama

El Plan de Obama

Agosto 08, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

También es un buen anticipo de la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático que se realizará al final de año en París, cuya meta es lograr un nuevo acuerdo internacional para mantener la temperatura por debajo de los 2º centígrados con respecto al nivel de la era preindustrial.

Con el Plan de Energía Limpia que anunció esta semana, el presidente Barack Obama pretende reducir en 32 % las emisiones de carbono de las plantas de generación eléctrica de Estados Unidos para el 2030. Sin duda una buena noticia para el medio ambiente mundial que, sin embargo, deja interrogantes sobre su pronta aplicación y su real efectividad.Buena noticia porque significa un cambio de actitud del país que con China se disputa el primer lugar en la emisión de dióxido de carbono, principal causante del efecto invernadero que ha calentado el globo terráqueo durante los últimos tiempos. También es un buen anticipo de la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático que se realizará al final de año en París, cuya meta es lograr un nuevo acuerdo internacional para mantener la temperatura por debajo de los 2º centígrados con respecto al nivel de la era preindustrial.Pero lo cierto es que mientras la Unión Europea saludó el plan “como un esfuerzo sincero”, Obama escuchó muchas voces de inconformidad en su país. Es claro que los republicanos están decididos a impedir que el Mandatario concrete el legado verde que prometió en el 2008, durante su campaña electoral. Además, Estados Unidos es el primer productor mundial de carbón, la mayor fuente energética de las plantas que busca combatir la iniciativa presidencial, ya que realizan el 40 % de las emisiones de CO2 del país.Desde luego, los poderosos industriales del sector han asegurado que la medida “traerá devastadoras consecuencias” para la economía estadounidense, pues generará desempleo y aumentará los costos de la electricidad. También argumentan, con algo de evidencia científica, que el calentamiento es un fenómeno derivado de la evolución de la Tierra, y que no vale sacrificar el desarrollo económico por ello, lo que deja ver que el medio ambiente igualmente será tema de debate en la próxima contienda electoral de la primera potencia mundial.Lo malo para Obama es que las objeciones a su Plan de Energía Limpia no terminan allí. Expertos en cambio climático de Europa sostienen que la propuesta no es tan ambiciosa como la ha presentado el Presidente de EE.UU. y que resultará “insuficiente” para cumplir el previo compromiso de eliminar entre 26 y 28 % de los niveles de emisión de dióxido de carbono para el 2025.Entre tanto, y mientras los anuncios no pasen a la acción, el mundo le seguirá cobrando al país norteamericano su negativa a firmar el Protocolo de Kioto, con el que desde 1997 se lanzó la alerta sobre las consecuencias que generan al planeta los altos grados de contaminación producidos especialmente por las naciones más desarrolladas.Así las cosas, Obama tendrá que aprovechar la cita de París y la preocupación que hasta el Papa Francisco ha expresado por el deterioro del hábitat, para derribar los obstáculos que le podrían impedir pasar a la historia como el Presidente que logró que Estados Unidos se decidiera a actuar para tener un medio ambiente más sano para las nuevas generaciones de su país y del resto del planeta.

VER COMENTARIOS
Columnistas