El paciente del año

El paciente del año

Diciembre 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"El paciente más grave del año que termina es el HUV. Y sacarlo de su agonía saneando sus problemas financieros y administrativos, será el gran reto que debe resolver la Gobernadora que se posesiona el próximo primero de enero. Como médica graduada en Univalle y conocedora del hospital, ella debe encabezar el esfuerzo por salvar a una entidad que representa la decisión de mantener los hospitales públicos de la región en los niveles que demandan los vallecaucanos".

La situación del Hospital Universitario del Valle puede ser catalogada como el símbolo de los problemas que atraviesa el sistema de salud en Colombia. Además, la aguda crisis que lo tiene casi al borde del cierre, puede generar consecuencias insospechadas para la región, si las autoridades departamentales no se convierten en líderes de la solución que demanda una de las instituciones más simbólicas del Departamento. La situación es originada por la falta de recursos financieros, lo cual ha llevado a reducir a niveles peligrosos los servicios que presta la casa de salud. Sus problemas han llegado a extremos en los cuales se está poniendo en riesgo la prestación de un servicio público vital para los vallecaucanos y para todo el suroccidente colombiano. Se sabe que esa crisis es producida en gran parte por la falta de pago de las Empresas Prestadoras de Salud, cuyas deudas con el HUV superan los $100.000 millones. Pero también es conocida la mala situación de su administración, agravada por la actuación del Departamento. Por último, no es un secreto que la nómina de la entidad ha sido terreno abonado para el clientelismo, con todos los males que conlleva.Pero no hay duda de que la falta de liderazgo para defender la institución es la clave del asunto. Por eso ha sido imposible aplicar los cambios y las reformas que se requieren, así como gestionar el apoyo del Gobierno Nacional que, por lo menos hasta ahora, sólo expresa críticas y ofrece unos pocos recursos que no alcanzan para mucho. Por eso renuncian los especialistas y los médicos generales, mientras quienes siguen laborando allí deben soportar hasta tres meses en el pago de sus salarios y servicios.Y además de limitar la prestación de los servicios, desmantelando logros como el de haber sido la vanguardia en muchos aspectos de la medicina en Colombia, se está afectando a los estudiantes de la facultad de Salud de la Universidad del Valle. Un programa reconocido en toda América por la calidad de su educación, está ahora en riesgo, debido a los problemas del hospital donde se realizan sus prácticas desde hace más de sesenta años.El efecto es pues muy grave para la sociedad vallecaucana. Sin desconocer los servicios que ofrecen las otras entidades de salud que han crecido en Cali, y sin cuestionar los programas universitarios de carácter privado que hay en la región, es innegable que con la crisis del HUV se está poniendo en peligro a la entidad pública más importante y más tradicional del Valle y a la oferta de educación, democrática y de gran calidad que ofrece la facultad de salud de la Universidad del Valle. Por eso, el paciente más grave del año que termina es el HUV. Y sacarlo de su agonía saneando sus problemas financieros y administrativos, será el gran reto que debe resolver la Gobernadora que se posesiona el próximo primero de enero. Como médica graduada en Univalle y conocedora del hospital, ella debe encabezar el esfuerzo por salvar a una entidad que representa la decisión de mantener los hospitales públicos de la región en los niveles que demandan los vallecaucanos.

VER COMENTARIOS
Columnistas