El nuevo Fiscal de la Nación

El nuevo Fiscal de la Nación

Marzo 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...además de asumir en medio de las pasiones políticas que hereda, al doctor Montealegre le corresponde devolver la confianza en una entidad que no muestra los mejores resultados en departamentos como el Valle y ciudades como Cali que aún están a la espera de actuaciones contra el saqueo del patrimonio público".

Con rapidez que debe ser reconocida, la Corte Suprema de Justicia eligió al Fiscal General de la Nación. Aunque aún no está claro hasta cuándo se extenderá el período del sucesor de Viviane Morales, se llena un vacío dañino para la Nación y para la buena marcha de la Justicia colombiana. El elegido fue el doctor Eduardo Montealegre, expresidente de la Corte Constitucional, catedrático por décadas, litigante y asesor de reconocido prestigio. Además de resolver una de las inquietudes de algunos de los magistrados de la Corte sobre la especialización en temas penales, su hoja de vida da a entender que la Fiscalía quedará en manos idóneas y apropiadas. Es de anotar que al revisar su trayectoria, los miembros del Alto Tribunal debieron tener en cuenta sus actuaciones como asesor de Saludcoop, hoy intervenida y con investigaciones adelantadas por el organismo que él comandará en adelante. Con su elección se da a entender que el nuevo Fiscal no tiene impedimentos para desempeñar su cargo, aunque sí está obligado a declararse impedido en la investigación y el proceso que se adelanta contra la cuestionada EPS y su fundador de quien se reconoce como amigo. Y que puede ocurrir lo mismo en los hechos que adelantan instituciones internacionales contra la Nación por los hechos en Santo Domingo, departamento de Arauca, donde el doctor Montealegre actúa como apoderado de nuestro país. Despejadas esas inquietudes, el Fiscal debe asumir el cargo en uno de los momentos más críticos de la entidad compuesta por más de 25 mil funcionarios y dispone de un presupuesto que supera los cinco billones de pesos al año. Es el resultado de los enfrentamientos políticos entre la Corte y el gobierno del expresidente Álvaro Uribe, cuya consecuencia está en haber mantenido la interinidad durante quince meses, con las esperables consecuencias para la confianza de los colombianos en la Fiscalía.Por supuesto, el fiscal Montealegre deberá continuar los procesos que se adelantan contra varios ministros y funcionarios del anterior gobierno, además de fortalecer la lucha contra fenómenos criminales como la corrupción que se destapa en todos los niveles de la Administración Pública y en no pocas actividades privadas. Es decir, además de asumir en medio de las pasiones políticas que hereda, al doctor Montealegre le corresponde devolver la confianza en una entidad que no muestra los mejores resultados en departamentos como el Valle y ciudades como Cali que aún están a la espera de actuaciones contra el saqueo del patrimonio público. Dura labor la que le espera al Fiscal General de la Nación que fue elegido ayer de manera rápida por la Corte Suprema. Sumándole a la incertidumbre sobre la duración de su período, a las dudas que se han venido acumulando por tres años de interinidades y elecciones causadas por razones ajenas a su normal discurrir, el doctor Montealegre enfrenta el reto de resolver los problemas administrativos que afectan a la Fiscalía, además de superar la mezcla de la política y la justicia que tanto daño le ha causado a una institución vital para perseguir el delito e impedir la impunidad en Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas