El nuevo acuerdo

Noviembre 14, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"A partir de ahora, empezó la tarea de construir el consenso nacional y realizar los desarrollos que se requieran para poner en práctica el Acuerdo de paz".

El pasado sábado fue dada a conocer la noticia sobre un nuevo acuerdo con las Farc en el cual se tendrían en cuenta las críticas y propuestas de los partidos y movimientos representativos del No que obtuvo la mayoría en el plebiscito celebrado el pasado dos de octubre. A partir de ahora, empezó la tarea de construir el consenso nacional y realizar los desarrollos que se requieran para poner en práctica ese pacto.De acuerdo con las palabras de los jefes negociadores del Gobierno y de las Farc, en el documento firmado ese día en La Habana están incluidos cambios al convenio inicial. Se demuestra así que hay una intención clara de escuchar a esa otra mitad de los votantes que no aprobaron en las urnas lo acordado y puesto a la refrendación popular hace 43 días. Y que se han tenido en cuenta observaciones de los integrantes de la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado, para tratar de construir el consenso nacional que se necesita. Según lo afirmado por el presidente Juan Manuel Santos en su alocución del sábado por la noche, se produjeron reformas y ajustes en 56 de los 57 puntos en los cuales el Gobierno agrupó las observaciones y propuestas de los voceros del No. Tanto las palabras del Primer Mandatario como las del doctor Humberto de la Calle demuestran el reconocimiento por lo ocurrido en la consulta del pasado 2 de octubre y su intención de buscar un consenso nacional. Sin embargo, se sabe que todavía siguen negociaciones en procura de completar el acuerdo final que no han terminado. Así lo demuestra el que por lo menos hasta la tarde de ayer no se conocía el texto íntegro de lo alcanzado y firmado anteayer por el doctor De la Calle y el representante de las Farc en La Habana.Por su parte, los voceros del No han hecho llamados para que se pueda abrir un espacio en el cual, una vez conocido ese texto, se reflexione sobre él. Ante la experiencia vivida por la forma en que terminaron los seis primeros años de negociación en el plebiscito, esa propuesta debe ser escuchada. Nada podría ser más contraproducente que por el afán de tener un nuevo acuerdo se desperdicie la posibilidad de construir el consenso que blindará toda la negociación. Mientras la Nación sigue expectante, y sobre la base de que se podrá lograr el nuevo acuerdo, es necesario definir los pasos a seguir. Por eso es fundamental aclarar si el Presidente a convocará un nuevo plebiscito para su refrendación o si usará sus atribuciones constitucionales para adoptarlo.También, si se utilizarán los procedimientos creados en el Acto Legislativo para la paz que aún espera la revisión de la Corte Constitucional, o si se aplicarán los establecidos por las leyes y la Constitución Nacional para reformarlas.Lo anunciado el pasado sábado es una buena noticia, puesto que demuestra la voluntad de encontrar salidas para alcanzar el fin del conflicto con las Farc. Sin embargo, todo hace pensar que aún falta un buen trecho para lograrlo y varios asuntos por aclarar. Y que la paciencia y la comprensión serán las herramientas para llevar a buen puerto lo que con tanta dedicación se ha logrado hasta ahora.

VER COMENTARIOS
Columnistas