El Nobel por la paz

Octubre 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La distinción debe servir como poderoso incentivo para que todos, empezando por los promotores del No, las Farc y quienes han puesto reparos a los acuerdos, escuchen el clamor de un país que anhela la paz, así como las recomendaciones de la comunidad internacional que ha creído en el proceso, lo ha impulsado y lo acompaña para que salga adelante.

El Premio Nobel otorgado al presidente Juan Manuel Santos reconoce su esfuerzo y persistencia para promover la paz como un objetivo nacional. También lo hace con Colombia que ha sufrido los embates de la guerra y con millones de víctimas que dejan 52 años de violencia. Además, debe verse como un incentivo para que el país encuentre el camino final hacia la reconciliación.Hallar una salida a la guerra, ha sido por años el propósito de nuestra Nación, y el presidente Santos lo ha asumido como su gran propósito. Primero como ministro de Defensa, y luego, desde su llegada a la Casa de Nariño, Santos mostró su empeño en adelantar una negociación y conseguir un acuerdo, aún con las limitaciones propias de un país que desde entonces comenzó a polarizarse.Gracias a la credibilidad que el Primer Mandatario despertó al interior del grupo guerrillero, cuyos líderes al fin aceptaron la importancia de tender un puente hacia el entendimiento, así como al esfuerzo de los negociadores y los países que sirvieron de garantes y facilitadores, el Acuerdo con las Farc fue haciéndose realidad. El resultado fue el documento final que se suscribió en Cartagena, firmado frente al país y la comunidad internacional. Consultado a los colombianos mediante un plebiscito, la mayoría de los votantes le negaron su aprobación.A pesar de ese resultado adverso y a la incertidumbre que generó, en esta semana se hizo notorio el compromiso del Presidente en la búsqueda de nuevas alternativas que acercaran a la paz, ahora convocando y escuchando a los opositores del acuerdo y de su gobierno. La disposición general de la Nación fue evidente, tanto como el interés por encontrar puntos de coincidencia para evitar que se perdiera el esfuerzo realizado durante seis años de intensas negociaciones.Toda esa trayectoria es la que le reconoce el comité organizador al presidente Juan Manuel Santos al otorgarle el Nobel de Paz, que además hace extensivo a la Nación y a las víctimas del conflicto. Como dice el comunicado que consigna las razones para entregar la exaltación, “Esta recompensa debe ser vista como un homenaje al pueblo colombiano, que pese a las grandes pruebas y abusos sufridos, no abandonó la esperanza de una paz justa, y para todas las partes que han contribuido al proceso de paz. El homenaje es sobre todo, para los seres queridos de las innumerables víctimas de esta guerra civil”.La distinción debe servir como poderoso incentivo para que todos, empezando por los promotores del No, las Farc y quienes han puesto reparos a los acuerdos, escuchen el clamor de un país que anhela la paz, así como las recomendaciones de la comunidad internacional que ha creído en el proceso, lo ha impulsado y lo acompaña para que salga adelante.Felicitaciones al presidente Juan Manuel Santos por el Nobel de Paz, y a los colombianos que siendo las principales víctimas de medio siglo de guerra, siguen buscando la concordia y la reconciliación. Además de la exaltación de su compromiso con la solución de la violencia en Colombia, el galardón lo invita a él y a nuestra Nación a no desfallecer en la trascendental causa.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad