El Mundial en Cali

Mayo 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...El compromiso es entonces de gran importancia. Y se podrá cumplir como de costumbre, si los caleños ponemos el empeño de hacer brillar el nombre de nuestra ciudad por encima de las rencillas y los problemas que nos dividen...".

En Cartagena se cumplió el sorteo de los grupos que disputarán el Mundial de Fútbol categoría Sub 20 en Colombia. A Cali le correspondió el Grupo B, conformado por el ex campeón mundial Portugal, Uruguay, Camerún y el país que resulte ganador de las eliminatorias en Oceanía.El resultado significa que en nuestra ciudad estarán inicialmente delegaciones de cuatro continentes, y se realizarán seis partidos de eliminatorias, uno de octavos de final y uno de cuartos de final. Aunque lo deseable hubiera sido que aquí se celebraran encuentros más significativos, y que llegaran delegaciones con mayor peso en el concierto mundial, lo cierto es que ya las cosas están definidas y Cali tiene que ponerse a tono con el compromiso que significa éste, uno de los eventos de mayor relevancia en el fútbol mundial.Eso significa preparar a la ciudad para acoger a los visitantes y a los medios de comunicación que llegarán a cubrir el evento. Y, ante todo, tener listo el escenario principal, el Estadio Pascual Guerrero, al cual se le ha hecho una inversión sin precedentes y aún no ha sido terminado. Ya habrá tiempo para que la Administración Municipal conteste las inquietudes sobre esa inversión y las llamadas que empiezan a surgir desde entidades de control como la Contraloría Municipal y la Fiscalía General de la Nación.También implica convocar a los caleños para que se unan alrededor de un evento de gran significación. No sobra recordar que nuestra Cali llegó a ser considerada la capital deportiva de Colombia y de América, precisamente por su espíritu abierto y amable para recibir al deporte. Y si bien no es de esperar una gran afluencia de turistas, se sabe que los medios del mundo llegarán aquí y podrán constatar que somos una sociedad progresista y amable a pesar de nuestras dificultades. Y que seguimos siendo la comunidad que siempre ha estado pendiente de sus huéspedes. En ese orden de ideas, la terminación de las obras en el Estadio y las medidas de seguridad que demandará el evento son la obligación primera de las autoridades municipales. Como lo es el convocar a la participación ciudadana, por encima de las diferencias, de las ambiciones políticas o los propósitos de convertir el Mundial en una bandera propagandística. Es lo que siempre ha hecho la capital vallecaucana cuando asume compromisos como el que ahora nos ocupa, logrando concitar a los caleños y mereciendo el reconocimiento de quienes han llegado aquí a competir en representación de sus naciones. El compromiso es entonces de gran importancia. Y se podrá cumplir como de costumbre, si los caleños ponemos el empeño de hacer brillar el nombre de nuestra ciudad por encima de las rencillas y los problemas que nos dividen. Es momento para pensar en el futuro, para responder con hechos positivos a las críticas y los cuestionamientos que tanto en el exterior como en nuestro propio país se hacen de nuestra ciudad. Y es el tiempo para demostrarnos a nosotros mismos que sí podemos unirnos para superar nuestras dificultades.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad