El misterio del MH370

El misterio del MH370

Marzo 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Saber la verdad de lo ocurrido es imperativo, tanto para las familias de esas 239 personas que merecen conocer su destino como por la seguridad del transporte aéreo internacional. La ruta que debía seguir el avión malasio incluía varias naciones en conflicto. ¿Aterrizó en alguna de ellas? ¿Hay complicidad de algún gobierno? ¿Se trata de un caso de secuestro económico o, peor aún, es un acto de terrorismo con fines políticos?"

La desaparición del avión B777-200 de Malaysia Airlines que viajaba entre Kuala Lumpur y Pekín es un misterio, que aumenta con la información que a cuenta gotas han entregado las autoridades de ese país y quienes participan en la investigación. Luego de once días de darse por perdido la teoría de un secuestro de la aeronave se da por sentada, ahora el mundo espera saber en dónde está y que se le diga toda la verdad.El silencio de las primeras horas de la desaparición del avión dio paso a manejar la hipótesis de un accidente en el mar, a que se especulara con imágenes tomadas por satélites y a que varias naciones aseguraran haber detectado restos en sus aguas marítimas. Las primeras informaciones sobre el registro de un vuelo de varias horas posteriores a su desaparición fueron negadas por las autoridades de Malasia.La incapacidad de ese país para encontrar la aeronave desaparecida ha llevado a que 26 naciones participen en la investigación, lo que aumenta la intriga sobre lo que pudo haber sucedido. Ahora se sabe que el avión sí voló durante seis horas antes de desaparecer, que bajó a menos de 5.000 pies de altura para evitar ser detectado por los radares y que sus equipos de comunicaciones fueron desconectados. Ello, unido a la confirmación de que al menos tres pasajeros viajaron con pasaportes falsos deja pocas dudas de que se trataría de un acto intencional y no un accidente.Lo que no le cabe a nadie en la cabeza es que un avión con 239 personas a bordo se pierda sin dejar rastro. La aeronave tiene que estar en alguna parte y la percepción general es que las agencias de inteligencia deben tener más información de la entregada hasta ahora. No de otra forma se entiende el anuncio hecho ayer por Israel de desplegar todas sus fuerzas de protección ante el temor de que el aparato sea utilizado para atentar contra su nación.Ahora el mundo exige saber qué pasó, sobre cuáles países voló el Boeing 777-200 de Malaysia Airlines y por qué se dice que ningún radar o satélite ha podido localizarlo. Nadie se explica cómo con los adelantos tecnológicos de la aeronáutica y la capacidad de rastreo de las agencias de inteligencia internacionales una aeronave como esta pueda desaparecer sin dejar rastro. Saber la verdad de lo ocurrido es imperativo, tanto para las familias de esas 239 personas que merecen conocer su destino como por la seguridad del transporte aéreo internacional. La ruta que debía seguir el avión malasio incluía varias naciones en conflicto. ¿Aterrizó en alguna de ellas? ¿Hay complicidad de algún gobierno? ¿Se trata de un caso de secuestro económico o, peor aún, es un acto de terrorismo con fines políticos?Que se respondan esas inquietudes es el clamor general. Frente a un hecho tan grave, que representa una amenaza internacional, no hay lugar a especulaciones ni a ocultar información. Más allá de las implicaciones políticas que pueda acarrear, el misterio sobre lo sucedido al vuelo MH370 requiere claridad para que no se ponga en tela de juicio la seguridad del transporte aéreo mundial

VER COMENTARIOS
Columnistas