El liderazgo del Valle

El liderazgo del Valle

Mayo 12, 2017 - 11:55 p.m. Por:
Elpais.com.co

Las grandes transformaciones requieren de líderes capaces de cumplir los propósitos y guiar hacia el cambio. Ese papel importante es el que debe desempeñar el departamento del Valle para encaminar a Colombia hacia la producción de energías limpias.

La posición geográfica de la región, sus ventajas climáticas y las que ha construido en la industria agropecuaria, le proporcionan condiciones favorables para desarrollar alternativas de generación energética amigables con el medio ambiente. Si a ello se añade el contar con excelentes programas universitarios en ciencia e investigación así como un capital humano interesado en abrir las puertas a un futuro sostenible, el camino es más fácil.

La ruta se empieza a demarcar con el aporte a la cogeneración de energía a partir de proyectos de producción con la biomasa como materia prima. Los ingenios azucareros están aprovechando el bagazo de caña para autoabastecerse, ya hay 12 plantas instaladas y se están vendiendo sus excedentes a la red pública nacional. Y en el sector avícola cada vez son más las empresas que utilizan la gallinaza para generar su propia electricidad.

La estratégica ubicación del Valle en el trópico y una buena infraestructura energética son factores que atraen la inversión extranjera. Hoy se construye en Yumbo, con capital español, la granja solar más grande del país que abarcará 18 hectáreas y producirá inicialmente 9,9 megavatios, cifra que se duplicará en el futuro cercano. Con ello el Departamento es el mayor cogenerador nacional.

Los beneficios más importantes son para el medio ambiente en la medida en que se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el uso de combustibles fósiles para generar energía. Que hoy el 75% de la producción mundial continúe haciéndose a partir del carbón o el petróleo significa que las letales fumarolas de dióxido de carbono siguen ahogando el aire, contribuyendo al calentamiento global y de paso acabando con el Planeta.

Por eso es esencial la contribución que está haciendo el Valle y por eso es tan importante que se convierta en el líder para impulsar las energías alternativas, sostenibles y limpias. El otro beneficio es igual de significativo: ahí está la posibilidad de llevar un servicio vital a los sectores más aislados, donde el Estado ha sido incapaz de llegar para asegurar el desarrollo que se merecen.

Punta Bonita y Punta Soldado, dos veredas ubicadas cerca de Buenaventura, son ejemplo de ello. La instalación de paneles solares produjo el milagro de la energía, con luz garantizada han podido instalar refrigeradores y dar inicio a una cooperativa pesquera que vende sus productos en Cali o Bogotá. ¿Se necesita añadir algo más para saber que el futuro para esas comunidades será diferente y mejor?

El tránsito hacia energías limpias se está dando con más lentitud de la que se espera, entre otras razones porque aún implica altos costos. El reto para Colombia es no quedarse rezagada, aprovechar las ventajas que tiene y buscar alternativas de inversión para avanzar con más rapidez. El Valle tiene todo para asumir ese liderazgo.

VER COMENTARIOS
Columnistas