El futuro del Valle

Diciembre 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

... Al drama humano que significan las miles de personas sin techo se sumó el impacto sobre la agricultura regional, cuyas dimensiones no se conocen con la exactitud que se requiere para tener acceso a los recursos que demanda su reconstrucción.

Difícil año para el Valle fue el 2011, no obstante el empuje de su gente por superar las dificultades, los éxitos alcanzados en muchos sectores y los esfuerzos por sanear el Departamento de las tristezas que le han ocasionado el clientelismo y la corrupción. Es de esperar que el próximo año signifique mejores épocas para una región que siempre ha sido líder del progreso en Colombia. Las dificultades fueron producidas en gran parte por la temporada invernal, que ya completa más de 15 meses casi de forma ininterrumpida, lo cual ha significado un demoledor golpe a miles de familias que han debido abandonar sus hogares y buscar refugio, mientras sus propiedades y formas de generar ingresos eran golpeadas o destruidas sin compasión por la furia de la naturaleza.Muchos de los 42 municipios sufrían el aislamiento a causa de derrumbes y deslaves en las zonas montañosas, mientras que Buenaventura y las ciudades y municipios ubicados en el valle del Cauca debieron soportar frecuentes inundaciones causadas por el aumento de su caudal o el rompimiento de diques en el río tutelar y los tributarios. Así, al drama humano que significan las miles de personas sin techo se sumó el impacto sobre la agricultura regional, cuyas dimensiones no se conocen con la exactitud que se requiere para tener acceso a los recursos que demanda su reconstrucción.Sin embargo, el proverbial empeño de los vallecaucanos en las empresas que acometen, ha permitido mantener un ritmo de crecimiento que se refleja en el impulso que han tomado sectores como la manufactura de exportación y la industria azucarera. Pese a las cifras de desempleo que rondan el 15% en Cali y llegan hasta el 50% en municipios como Buenaventura, los resultados parecen significativos si se tiene en cuenta los factores que ha debido enfrentar la comarca. Ese rezago no puede ocultarse por las características del Valle como líder en la región suroccidental de Colombia y es quizás la muestra más significativa de la tarea que tiene por delante la dirigencia regional.La gran preocupación de los vallecaucanos es la crítica situación que aún afronta el Departamento del Valle, causada por los enormes problemas que dejó la administración del destituido gobernador Juan Carlos Abadía. Aunque su sucesor Francisco José Lourido realizó una encomiable gestión para recuperar sus finanzas, su viabilidad y su credibilidad, la persistencia de las estructuras clientelistas tanto en el ente departamental como en entidades claves como Acuavalle e incluso la CVC, han significado obstáculos enormes para recuperar la credibilidad y la confianza.El próximo 1 de enero asumirá como nuevo Gobernador el odontólogo Héctor Fabio Useche. Elegido por un estrecho margen de 4.400 votos, el nuevo mandatario iniciará su gestión afectado por no pocas investigaciones de la Justicia y los órganos de vigilancia y control. En esas condiciones, es de esperar que las supere para bien del Departamento a su cargo. Y para bien del Valle, que necesita de un liderazgo público claro y sin cuestionamientos para poder resolver los problemas que lo aquejan.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad