El futuro de Afganistán

El futuro de Afganistán

Noviembre 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, dijo que recibe con beneplácito la retirada de las tropas, e insiste en que su ejército es capaz de defender su país del Talibán.  “Es responsabilidad nuestra y somos capaces de hacerlo”, dijo Karzai a CNN. Pero en declaraciones al New York Times se quejó, señalando que la situación de inseguridad sigue siendo la misma que existía antes de la presencia de las fuerzas de la Otan.

La explosión de un carro bomba en Kabul, capital de Afganistán despertó las inquietudes sobre el futuro del país sin la presencia de los militares extranjeros. Como sucede en Iraq, la salida de tropas extranjeras puede significar el desencadenamiento de una guerra civil de proporciones incalculables.Once personas muertas y decenas heridas dejó el atentado frente al sitio donde el Presidente Karzai se reunirá con ancianos de las comunidades para discutir el Tratado que permitirá el retiro definitivo de las tropas de la Otan. Hace poco, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reafirmó que la guerra en Afganistán habrá terminado para finales de 2014. Dijo que los 66.000 agentes de sus ejércitos que se encuentran en Afganistán, más de la mitad regresarán a casa el año próximo. Sale entonces la pregunta obligada, ¿están las fuerzas afganas capacitadas para controlar el país?Hay muchas dudas.  Una revisión del Pentágono afirma que sólo una de las 23 brigadas del Ejército afgano es capaz de funcionar de forma independiente. Mientras tanto, las tasas de alfabetismo son bajas, las de deserción son altas y muchos desertores se unieron a la insurgencia. También ha habido una gran cantidad de ataques de las tropas afganas en contra de sus camaradas estadounidenses.El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, dijo que recibe con beneplácito la retirada de las tropas, e insiste en que su ejército es capaz de defender su país del Talibán.  “Es responsabilidad nuestra y somos capaces de hacerlo”, dijo Karzai a CNN. Pero en declaraciones al New York Times se quejó, señalando que la situación de inseguridad sigue siendo la misma que existía antes de la presencia de las fuerzas de la Otan.El plan es retirar las tropas de combate, pero mantener una fuerza residual para entrenar a los afganos y ejecutar operaciones antiterroristas cuando sea necesario.  Aún se discute la magnitud de tal fuerza. Y es posible que no quede ningún soldado extranjero, si Afganistán no acepta la inmunidad para los estadounidenses, tal como sucedió en Iraq.Para el analista Peter Bergen, no dejar tropas estadounidenses sería un terrible error. Dijo que Estados Unidos abandonó Afganistán en 1989 y que a causa de ello no comprendió el vacío de poder que llevó al surgimiento del Talibán. “La actual discusión pública acerca de la nula presencia de tropas estadounidenses en Afganistán… animará a los elementos duros del Talibán a los que no les interesa un acuerdo negociado y creen que simplemente pueden esperar a que los estadounidenses se vayan”, escribió. “También desanima a los millones de afganos que creen que la prolongada presencia estadounidense es la garantía de que el Talibán no regresará de forma significativa”.Un ejemplo de lo que puede pasar es el o de la ONU señalando que la cosecha de opio de este año alcanzó niveles históricos, lo que revela la febril actividad de los “señores de la guerra”, que siempre han tenido en el narcotráfico una fuente sustancial de ingresos. Por eso, el estallido de la bomba en Kabul es una especie de anuncio trágico de lo que puede venir sobre el pueblo afgano.

VER COMENTARIOS
Columnistas