El fantasma al acecho

El fantasma al acecho

Septiembre 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Si en febrero se anunció un documento que unificaba las propuestas de 194 naciones para reducir la emisión de dióxido de carbono y otros gases contaminantes, esta semana, tras concluir una nueva reunión preparatoria en Alemania, se informa que tal consenso no existe".

Las tragedias a las que se enfrenta el mundo por el cambio climático deberían ser argumento suficiente para definir el acuerdo que comprometa a todas las naciones a detener las causas del calentamiento global. Sin embargo, el consenso no parece prosperar y el fracaso asoma en la nueva Cumbre del Clima que se realizará en noviembre en París.Si el 2014 fue el de las temperaturas más altas en 135 años, el 2015 romperá todos los récords: desde febrero, cada mes ha sido aún más caliente que el anterior, hasta llegar a un agosto que superó en 0,88 grados centígrados la media más alta de esta década. Y esa cuesta podría seguir empinándose hasta llegar a la cima del no retorno, en la que la vida como se conoce hoy, no tendría posibilidades de existir.Pero nada parece servir para que los gobiernos reaccionen. Ni desastres como el de los incendios que asolan a California, Estados Unidos, donde luego de 23.000 hectáreas consumidas, miles de personas evacuadas, decenas de casas destruidas y la imposibilidad de poner fin a las llamas, se decretó el estado de emergencia. Tampoco el deshielo paulatino de Los Alpes europeos, que causó el martes una avalancha acabando con la vida de cinco alpinistas o, para no ir lejos, el verano intenso que padece Colombia y deja sequías, racionamientos de agua, más la destrucción de 76.000 hectáreas de bosques por acción del fuego.La humanidad sabe por qué se han desatado esos fenómenos extremos. Está informada sobre cómo los gases de efecto invernadero, emitidos por sus acciones, son los que abren cada vez más el boquete en la capa de ozono, la que protege al planeta de los rayos ultravioletas del sol. Y reconoce que tiene que reducir esa contaminación si quiere preservar el Planeta hacia el futuro.El cómo actuar es en lo que no se ponen de acuerdo los Estados, y tras años de buscar salidas términos como cambio climático o calentamiento global están desgastados por tanto discurso y tan poca acción. Si en febrero se anunció un documento que unificaba las propuestas de 194 naciones para reducir la emisión de dióxido de carbono y otros gases contaminantes, esta semana, tras concluir una nueva reunión preparatoria en Alemania, se informa que tal consenso no existe.Así la Cumbre Climática de París, en la que se debería reemplazar el Acuerdo que le dio origen al fallido Protocolo de Kyoto, camina hacia otro fracaso como el de Copenhague en el 2009, o será intrascendente como los que le siguieron cada año desde entonces. Por supuesto, son importantes anuncios como los de Estados Unidos, la Unión Europea, China o Colombia para reducir entre un 20% y un 30% las emisiones contaminantes en las próximas décadas. Pero mejor y más seguro sería que en Francia se diera el consenso y todos firmaran el acuerdo vinculante. Mientras no se produzca el acuerdo, la Tierra seguirá incrementando su temperatura global y haciéndole frente a las tragedias que este aumento provoca. Dentro de medio siglo, y de no actuar, la opción será mirar otros horizontes dónde continuar la vida que se fue apagando lentamente en el Planeta.

VER COMENTARIOS
Columnistas