El Estado de Palestina

El Estado de Palestina

Septiembre 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La iniciativa de la Autoridad Nacional Palestina de presentar a las Naciones Unidas la propuesta de considerar a Palestina como un estado miembro, o aún de reserva, teniendo en cuenta los límites territoriales de 1967, revive la polémica sobre el futuro de Oriente Medio.

La iniciativa de la Autoridad Nacional Palestina de presentar a las Naciones Unidas la propuesta de considerar a Palestina como un estado miembro, o aún de reserva, teniendo en cuenta los límites territoriales de 1967, revive la polémica sobre el futuro de Oriente Medio.No se trata de una idea nueva, pues más de 130 naciones ya reconocen a Palestina como un Estado y reiteradamente han instado a Israel para que se retire de las franjas de Gaza y Cisjordania, ocupadas precisamente desde 1967.Por lo tanto se prevé que, de prosperar la iniciativa de la Autoridad Nacional Palestina, ésta tendrá una mayoritaria acogida en el seno de la asamblea general de la ONU. Así lo reconocen incluso los israelíes.Estados Unidos se ha puesto en movimiento: su secretaria de Estado, Hillary Clinton, realizó declaraciones para disuadir a los palestinos de su intención de solicitar su admisión de pleno derecho. De acuerdo con un despacho de la BBC, “Clinton dijo que había un creciente reconocimiento entre las partes de que la única respuesta real es continuar con las negociaciones con Israel, que encallaron el año pasado y que después de 20 años no han arrojado avances significativos”. Lo que resulta un tanto contradictorio, pues ese es precisamente el argumento con el que Mahmoud Abbas, jefe de la autoridad palestina, propone el reconocimiento por parte de Naciones Unidas.En realidad, la disputa tiene viso de ser una tormenta en un vaso de agua, pues nadie está en contra de la existencia de dos estados, Israel y Palestina, conviviendo juntos en este problemático rincón de Oriente Medio.De hecho, este acuerdo ya fue alcanzado por israelíes y palestinos. Los temas en disputa, a saber, límites territoriales y garantía de seguridad para Israel, deberán seguirse negociando, independientemente de cualquier decisión de la ONU.Igual sucede con los refugiados palestinos y el estatus de Jerusalén. Lo cierto es que nadie se hace esperanzas con la supuesta declaratoria. Abbas mismo reconoció que sus gestiones en la ONU no pondrán fin a los diferendos ni traerán la independencia a los palestinos.Para el delegado en Colombia de la Autoridad Palestina, “el pueblo israelí merece toda la confianza del pueblo palestino, porque no se trata de odio entre pueblos… el problema en sí radica en los dirigentes”. Lo que resulta comprensible cuando sabemos que durante miles de años israelíes y palestinos han convivido en los territorios en los que habitan.Dado que la idea de “un estado, dos pueblos” promovida por el intelectual palestino Edward Said y su amigo judío Daniel Barenboim, concretada en la maravillosa orquesta El Diván, no fue aceptada ni en Palestina ni en Israel, la realidad de la idea “dos pueblos, dos naciones, dos estados”, inevitablemente se abrirá paso.Así las cosas, la Asamblea de la ONU será de nuevo escenario de una polémica que no parece tener fin próximo. Y no podrá encontrarse hasta tanto la comunidad internacional y los dirigentes palestinos e israelíes no se pongan de acuerdo en erradicar la fuerza y el terrorismo y se sienten a encontrar la solución racional que todos esperan.

VER COMENTARIOS
Columnistas