El Dedazo

Diciembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Ahora es Chávez, el paradigma de la ‘democracia’ al estilo de la Alianza Bolivariana, Alba, quien destapa sus cartas podridas. Ya sabe que es más pasado que futuro, y que es posible que el tiempo no le alcance para posesionarse en su siguiente período".

Descubierta la verdad sobre la salud de Hugo Chávez Frías, Venezuela queda en la incertidumbre de saber que su presidente electo le mintió. Y que ahora operara ‘El Dedazo’, palabreja con la cual los mexicanos describieron los más de 50 años en los cuales los presidentes pertenecientes al Partido Revolucionario Independiente, PRI, designaban a su sucesor, atendiendo su clientela y sin importarles lo que quisiera el pueblo azteca.Ahora es Chávez, el paradigma de la ‘democracia’ al estilo de la Alianza Bolivariana, Alba, quien destapa sus cartas podridas. Ya sabe que es más pasado que futuro, y que es posible que el tiempo no le alcance para posesionarse en su siguiente período. Con lo cual legitimaría a su protegido Nicolás Maduro y se evitarían la nueva elección que ya está proclamando en su lecho de moribundo en La Habana.Así satisface a los dueños del poder, en su orden el régimen de Fidel y Raúl Castro que le han prolongado la vida a cambio del petróleo venezolano; los militares de su país que sumisos han aceptado la imposición cubana, a cambio de la corrupción y la facilidad para apoderarse de todo el Estado; y a la boliburguesía, una forma precisa de describir la corruptela que esquilma las cada vez más decaídas arcas oficiales de Pdvsa y demás negocios.Podría pensarse entonces que llegó la oportunidad para Henrique Capriles Radonsky, de disputar la Presidencia en forma limpia y libre, una vez desaparecido el lastre de Chávez. Sin embargo no parece ser así, en la medida en que la trilogía Cuba - militares y boliburguesía hará lo necesario para mantener el poderío que les asegure el disfrute pleno de las canonjías, aún a costa del pueblo venezolano e incluso comprándolo o persiguiéndolo de ser necesario.En ese orden de ideas, no están claras las posibilidades de Capriles Radonsky, salvo que se pliegue a las exigencias de los detentadores del poder, algo imposible según se conoce de la postura moral del excandidato y ahora aspirante a la reelección de la gobernación del estado Miranda. Todo parece indicar entonces que se trata también de una maniobra para recuperar el mando del Estado más poderoso de Venezuela, mediante una burda engañifa.Todas son consecuencias de ‘El Dedazo’, invento del PRI para mantener una dictadura que descrestó a la intelectualidad latinoamericana, mucha de la cual se lucró de la generosidad del régimen para comprar apoyos y silencios. Ahora ‘El Dedazo’ es en Venezuela y será en contra de una nación que debería tener todo y sólo le dan violencia, incluidas las Farc y el ELN.Por eso, y sea porque es una trampa aleve contra la democracia para hacer retirar a Capriles, o porque la muerte de Chávez es inminente, los venezolanos tienen otra gran oportunidad de castigar la trampa con su voto y desmontar la forma descarada como se roban su petróleo para subsidiar la más vetusta dictadura del planeta. ¿Será posible?

VER COMENTARIOS
Columnistas