El cambio es necesario

Enero 17, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"En el papel, la Federación acertó al traer un técnico de pergaminos y con trayectoria respetable. El argentino es un hombre serio, estudioso de las tácticas y las estrategias del fútbol, ofensivo en su estilo de juego, amante del buen trato del balón y defensor del talento latinoamericano, que sigue cautivando después de tantas décadas a los europeos".

Este miércoles será presentado oficialmente el argentino José Pekerman como el nuevo técnico de la selección Colombia de mayores de fútbol. Con Pekerman, Colombia comenzará un nuevo capítulo en su camino hacia el Mundial de Brasil 2014, tras la salida de Leonel Álvarez por sus malos resultados en las primeras fechas de las eliminatorias. La Federación Colombiana de Fútbol hace una gran apuesta con Pekerman, un técnico que ha sido campeón mundial con selecciones juveniles de Argentina y que tuvo una notable presentación con el equipo de mayores en el Mundial de Alemania 2006, donde llegó hasta cuartos de final y fue eliminado por el anfitrión por la vía de los penales.Pekerman no llega a la selección nacional a comenzar un proceso. Su reto está claro y para eso lo trajo la Federación. El estratega argentino debe clasificar a Colombia al Mundial de Brasil, porque el fútbol nacional no soporta más fracasos en su anhelo de regresar a una Copa Mundo. La última vez fue en 1998, en la cita orbital de Francia.En el papel, la Federación acertó al traer un técnico de pergaminos y con trayectoria respetable. El argentino es un hombre serio, estudioso de las tácticas y las estrategias del fútbol, ofensivo en su estilo de juego, amante del buen trato del balón y defensor del talento latinoamericano, que sigue cautivando después de tantas décadas a los europeos. En resumen, Pekerman se ajusta a lo que necesita Colombia, a la estirpe y condiciones de sus jugadores.Claro, el nombre de Pekerman no es suficiente para poner a Colombia en el Mundial de Brasil 2014. A este técnico hay que respaldarlo totalmente, desde todas las esferas: dirigentes, jugadores, patrocinadores, hinchas y periodistas. Hay que evitar los discursos nacionalistas que les cierran las puertas a los extranjeros, porque ya hubo voces inconformes por la llegada del seleccionador argentino. Como si el fútbol fuera ajeno a la apertura económica o a la globalización. Como si en Europa y otras latitudes del mundo no hubiera futbolistas colombianos ganado euros y dólares.Hay hermetismo sobre los detalles del contrato que firmó Pekerman con la Federación. Se habla de una millonaria suma que cobrará el argentino hasta el último días de las eliminatorias. Pero es obvio que así tiene que ser. Colombia está ante un gran desafío, realizando un cambio que es necesario para refrescar el fútbol nacional. Chile hizo lo propio en las eliminatorias pasadas con otro técnico argentino, Marcelo Bielsa. El resultado fue positivo al alcanzar el objetivo de clasificar y ser protagonista en el Mundial de Sudáfrica 2010.De manera que desde mañana hay que arropar a Pekerman. Hay que recibirlo bien y hacerlo sentir como en su casa, porque en la búsqueda de un cupo al Mundial de Brasil hay que trabajar unidos con el propósito de que el fútbol colombiano recupere su grandeza y respeto en el concierto internacional, como sucedió en la década del 90, cuando la selección fue a tres mundiales consecutivos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad