El cambio en el Gobierno

Abril 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Al anunciar los cambios y ratificar el resto de los ministros, el Presidente afirmó que éste será el Gabinete de la Paz y del posconflicto. Ese puede ser el mensaje más importante, ya que da a entender que en poco tiempo se tendrán resultados en la mesa de negociación con las Farc, la gran preocupación y de lejos su programa bandera.

En una rápida decisión, el presidente Juan Manuel Santos realizó el ajuste de su gabinete ministerial. En ejercicio del poder discrecional, el primer mandatario envía varios mensajes sobre lo que él considera será el equipo que lo acompañará hasta el final de su mandato salvo alguna crisis imprevista. Seis nuevos ministros designó el presidente Santos. Además de la cartera de Justicia, cuyo titular fue incluido en la terna para la Fiscalía General de la Nación, les aceptó la renuncia a los encargados de Comercio, Trabajo, Ambiente, Transporte, Vivienda y Minas y Energía. Todos fueron cambios con claro contenido político que refleja el interés del Primer Mandatario por renovar la configuración de su Gobierno con vista a las realidades nacionales. Al anunciar los cambios y ratificar el resto de los ministros, el Presidente afirmó que éste será el Gabinete de la Paz y del posconflicto. Ese puede ser el mensaje más importante, ya que da a entender que en poco tiempo se tendrán resultados en la mesa de negociación con las Farc, la gran preocupación y de lejos su programa bandera, lo que a veces da a entender que los demás aspectos de la vida nacional están subordinados a ese objetivo.El segundo mensaje es la apertura hacia las regiones. La designación de exalcaldes, exgobernadores y funcionarios con trayectoria en la provincia colombiana se constituye en una especie de rectificación a la tendencia centralista que ha mantenido el Ejecutivo. Los cambios se produjeron en ministerios con poder decisorio y con presupuesto, lo que deberá ser completado con la decisión de otorgarles también la autonomía necesaria para atender la demanda de las regiones, que en múltiples oportunidades se han quejado de la distancia del Gobierno con sus problemas. El otro mensaje tiene que ver con el realinderamiento de la composición política del poder Ejecutivo. Al incluir a la presidenta del Polo Democrático Alternativo, la izquierda colombiana y uno de los sectores de la oposición, el presidente Santos debe estar buscando crear un consenso alrededor de su propósito de hacer la paz con los grupos guerrilleros. A su lado estarán los nuevos ministros provenientes del Partido La U, y los vinculados a Cambio Democrático, la colectividad del vicepresidente Germán Vargas, a quien se le reconoce como uno de aspirantes a ser su sucesor en la Casa de Nariño. Por último, y no menos importante, está la decisión del presidente Santos de terminar con los superministerios creados hace pocos meses y el regreso a la tradicional Secretaría General de la Presidencia. Ello indica que los Ministros volverán a tener la igualdad que implica asumir responsabilidades compartidas al mismo nivel, dejando atrás la figura del ejecutivo que asume funciones que quizás no le corresponden.Así mismo, el presidente Santos confirmó a los demás ministros, dándole un respaldo a la labor que hasta ahora han desempeñado, algunos por cinco años y medio. Con ello queda atrás y de manera rápida la crisis ministerial, que no fue del tamaño que se especuló en las últimas semanas.

VER COMENTARIOS
Columnistas