El agua de Colombia

editorial: El agua de Colombia

Pero nada se habrá hecho si ante datos tan significativos como que por nuestros ríos corren 205 toneladas de mercurio no se toman las acciones que corresponden.

El agua de Colombia

Agosto 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Pero nada se habrá hecho si ante datos tan significativos como que por nuestros ríos corren 205 toneladas de mercurio no se toman las acciones que corresponden.

El Estudio Nacional de Agua dado a conocer por el Ideam debe ser una valiosa herramienta para identificar y analizar la oferta y la demanda hidrológica del país. También permitirá determinar su vulnerabilidad ante fenómenos como el cambio climático.En casi 500 páginas se consignan hallazgos que son resultado del trabajo conjunto del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y 25 entidades dedicadas al cuidado de los recursos naturales en el país. Pero nada se habrá hecho si ante datos tan significativos como que por nuestros ríos corren 205 toneladas de mercurio no se toman las acciones que corresponden.Tampoco, si no se reacciona ante el hecho de que por esos mismos afluentes avanzan tres millones de toneladas de sedimentos, siendo Cali la segunda ciudad que más aporta agentes contaminantes. O que 318 municipios pueden presentar desabastecimiento de agua en el verano, incluidos Buga y Palmira, en el Valle del Cauca.Claro está que no todos los datos arrojados por la investigación son desalentadores. Allí se indica que el agua subterránea es una alternativa viable para mejorar las condiciones de disponibilidad del líquido vital, aun en zonas muy cálidas, debido a su alta adaptabilidad.El estudio destaca que hasta ahora solo el 20 % de esos sistemas se conocen lo suficiente para asumirlos como referentes para la toma de decisiones sobre el ordenamiento ambiental colombiano. Es evidente entonces que faltan más análisis sobre los 5848 kilómetros cúbicos que conforman la oferta hídrica de agua subterránea en el país.Sobre todo porque es sabido que Colombia se está quedando corta en aguas superficiales, mientras que las subterráneas se distribuyen en el 74% del territorio nacional. Y porque 1032 millones de metros cúbicos de esta última ya están siendo concesionados, especialmente por la industria azucarera del Valle del Cauca, con el 48 %.Justamente, al analizar la influencia de la economía en el recurso hídrico, la investigación plantea que es probable que el sector empresarial siga registrando altos niveles de desperdicio de líquido, debido a deficiencias en los sistemas de medición y control, lo que evidencia que allí también se requieren ajustes urgentes.De otra parte, ante proyecciones del Ideam que indican que la demanda de agua en los sectores rurales crecerá, resultará muy útil la aplicación de otro indicador que por primera vez se estudió en Colombia. Se trata de la huella hídrica, que permite conocer la cantidad de agua que se usa en la producción de bienes y servicios y que no regresa a sus fuentes de origen.Así las cosas, el Estudio Nacional de Agua debe convertirse en la hoja de ruta que direccione la protección del recurso natural más importante para la supervivencia de los colombianos y del ecosistema. Hoy, el agua en nuestro país está amenazada por enemigos tan dañinos como la contaminación y la deforestación, pero también por la desidia y la falta de recursos y de decisión para proteger el futuro de la Nación.

VER COMENTARIOS
Columnistas