Docentes para el futuro

Octubre 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"El mundo de hoy es diferente, plantea desafíos mayores cuando se trata de formar a las generaciones del mañana y obliga a que se les eduque para que puedan enfrentar ya no solo los retos de su entorno inmediato sino los de una sociedad cada vez más global con un sentido diferente de las fronteras".

Tan importante como lograr que el 100% de los niños del planeta tenga acceso a la educación, como se plantea en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, es que la calidad de la enseñanza escolar se optimice. Lo cual demanda más maestros y mejor preparados para afrontar el reto de formar las nuevas generaciones como ciudadanos de un mundo globalizado, que exige mayor equidad, responsabilidad y respeto por los valores.En el Día Mundial de los Docentes, celebrado este 5 de octubre, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, ha llamado la atención de los gobiernos, en especial de aquellos en vías de desarrollo, para que reduzcan el déficit de educadores. Pero ante todo para que estos sean mejor capacitados, se les reconozcan salarios dignos y se entienda su importancia en el desarrollo de las sociedades.A un año y tres meses de cumplirse el plazo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la cifra global de acceso a la educación primaria llega al 90%. Aún hay 57 millones de niños que no van a la escuela. Se estima que para alcanzar la cobertura total en el 2015 sería necesario contratar 1,6 millones de nuevos docentes para primaria y 3,5 millones más para bachillerato en todo el mundo. Completar las plantas de docentes es esencial, pero más importante es contar con maestros competentes, profesionales y con acceso permanente a la capacitación y actualización. El mundo de hoy es diferente, plantea desafíos mayores cuando se trata de formar a las generaciones del mañana y obliga a que se les eduque para que puedan enfrentar ya no solo los retos de su entorno inmediato sino los de una sociedad cada vez más global con un sentido diferente de las fronteras.En tiempos modernos la enseñanza debe trascender el conocimiento académico para complementarse con la educación de ciudadanos más sensibles a los problemas universales, propositivos, con capacidad para discernir y entender el rol importante que desempeñarán en la construcción de comunidades tolerantes, respetuosas, sostenibles y equitativas. Para ello se necesitan buenos maestros. Es esencial contar con políticas públicas permanentes de profesionalización y certificación de los docentes, que no admiten oposición de ninguna clase, tanto como garantizar los recursos para que estos sean bien remunerados por su labor. En Colombia, si bien el déficit de educadores es menor que en otras naciones en desarrollo, hay vacíos que afectan la calidad y la cobertura educativa, como la inequidad en las plantas de docentes en zonas urbanas frente a las de zonas rurales o apartadas del país, un índice de deserción escolar del 4,3% y sindicatos de educadores más interesados en defender sus intereses propios que en garantizar una mejor formación para sus estudiantes.Como lo resume la declaración conjunta de las organizaciones internacionales que promueven la celebración de este día, “la educación de las generaciones futuras estará en el aire mientras no respondamos al desafío de poner al mejor docente posible en cada aula”. Ahí está el reto de los Estados y de toda la comunidad internacional.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad