Desplazados por el clima

Noviembre 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"La Cumbre del Cambio Climático que empieza el 30 de noviembre en París tiene no sólo la responsabilidad de definir un nuevo acuerdo mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. También deberá evitar que 200 millones personas abandonen en los próximos 30 años sus hogares por el calentamiento global y el daño ambiental causado al Planeta".

La Cumbre del Cambio Climático que empieza el 30 de noviembre en París tiene no sólo la responsabilidad de definir un nuevo acuerdo mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. También deberá evitar que 200 millones personas abandonen en los próximos 30 años sus hogares por el calentamiento global y el daño ambiental causado al Planeta.La de los ‘desplazados climáticos’ es otra cara del grave problema que enfrenta la humanidad. No son ni las guerras, ni la violencia, ni la búsqueda de oportunidades las que provocan las oleadas de migrantes y refugiados en el mundo. Ahora son los desastres naturales, cada vez más dañinos como resultado del cambio climático, y la pérdida de tierras por el deterioro del medio ambiente.Ese drama silencioso, desapercibido para las mayorías, es de tal magnitud que frente a 12 millones de desplazados en un año como consecuencia de conflictos armados hay 20 millones que abandonan sus viviendas porque un huracán o una avalancha, por ejemplo, arrasaron con ellas. O porque, como en la población china de Dacha, sus habitantes están obligados a dejar sus tierras antaño productivas para la agricultura y el pastoreo, ya que las sequías las volvieron desiertos.Sin desconocer que en su mayoría son víctimas de desastres impredecibles, la intervención de la humanidad y el daño que le ha provocado al medio ambiente han influido en que su fuerza sea más devastadora. Es una de las consecuencias de ese grado centígrado que se calcula aumentó la temperatura este año con respecto a la que existía en promedio antes de la era industrial, más el otro grado centígrado adicional que se sumó en las últimas cinco décadas.Del año 2008 a hoy se han censado 60 millones de desplazados, dentro y fuera de sus naciones, por efectos climáticos. Las proyecciones son menos halagüeñas cuando se calcula que de continuar la emisión de gases contaminantes en los niveles actuales, de persistir la devastación de bosques o de seguir manejando el Planeta como un gran basurero, serían 200 millones en el 2050.En Colombia, el año anterior los desastres provocados por inundaciones, deslizamientos de tierra o sequías extremas, obligaron a 31.702 colombianos a dejar sus sitios de residencia y migrar en su mayoría a las ciudades, buscando nuevas oportunidades que por lo general no encuentran. Entonces se comprende cómo las catástrofes naturales o los daños ambientales llevan a un cataclismo social al crecer los índices de miseria en las urbes.Para evitar que las predicciones de desplazamiento lleguen a esos extremos, la Cumbre de París debe arrojar resultados concretos. Además del compromiso jurídicamente vinculante para reducir las emisiones de dióxido de carbono, que se espera sea firmado por 198 Estados, es necesario aprobar agendas como la Iniciativa Nansen con la cual se busca establecer una política global de atención a desplazados por el clima y de protección ambiental para mitigar el efecto de fenómenos naturales. Es la responsabilidad que se espera para afrontar un problema causado ante todo por la mano del hombre.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad