Derrotar el desempleo

Julio 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

No obstante, el panorama para Cali no es claro, puesto que la tasa de desempleo ascendió al 15.5%, de acuerdo con el Dane. Qué está sucediendo y cuáles son los factores que impulsan esa tendencia, son los interrogantes a resolver.

La reducción del 0.7% en el desempleo durante el pasado mes de junio parece una noticia pequeña ante el drama que padecen más de dos millones de personas sin trabajo. Pero es sin duda la demostración de que está dando frutos el esfuerzo del país por recuperarse de la crisis económica que experimentó a finales de la década de los 90 y del embate de la violencia que casi destruye la democracia. Según el Departamento Nacional de Estadística, Dane, a 30 de junio el desempleo descendió a 10.9 % de la fuerza laboral de Colombia. Además, el subempleo bajó 1.7%, situándose en el 31%. Son cifras que el país no alcanzaba en muchos años, y que reflejan el crecimiento experimentado por la economía, pese a los problemas ocasionados por la temporada invernal que culminó hace apenas unos meses, y cuyas secuelas aún son padecidas por miles de familias en el campo. Detrás de esos resultados están la perseverancia en recuperar la seguridad como factor fundamental para recuperar la confianza en el país, así como la posibilidad abierta por la solidez de la economía colombiana.En el primer caso, es claro que el fortalecimiento de la Fuerza Pública y la decisión de combatir la delincuencia, principios expresados en la política de seguridad democrática del expresidente Álvaro Uribe han producido un cambio en la mentalidad de los colombianos y en los inversionistas extranjeros.En cuanto al segundo factor, es necesario destacar que la capacidad de la economía de responder a la recesión mundial del 2008 y el remezón experimentado por el sistema financiero internacional impulsaron esa confianza tan necesaria para impulsar el desarrollo capaz de generar empleo. No obstante, el panorama para Cali no es claro, puesto que la tasa de desempleo ascendió al 15.5%, de acuerdo con el Dane. Qué está sucediendo y cuáles son los factores que impulsan esa tendencia, son los interrogantes a resolver.Pero pueden aventurarse hipótesis relacionadas con la precaria situación económica y de orden público que padece el surocccidente del país, la cual se refleja directamente en el número de personas que llegan a la ciudad en busca de oportunidades. También, en la falta de estímulos para el establecimiento de nuevas empresas o de garantías que detengan el continuo desplazamiento de éstas hacia Bogotá y otras ciudades del país.Por supuesto, no es hora de cantar victoria. Pero tampoco es momento para descalificar los logros conseguidos en la tarea de generar puestos de trabajo, elemento indispensable para derrotar la pobreza y la inequidad. El gobierno del presidente Santos ha dado claros mensajes sobre su compromiso de mantener la seguridad como base de la recuperación del país. Así mismo, los acuerdos logrados con los partidos le han permitido adoptar medidas que, como la reforma a las regalías, servirán en el mediano plazo para llevar inversión fresca a la región colombiana.Bajar el desempleo en 0.7% puede parecer muy poco. Pero demuestra que Colombia es capaz de superar el desafío que representa el tener ociosa una porción importante de su fuerza laboral y de mejorar las condiciones sociales de millones de colombianos.

VER COMENTARIOS
Columnistas