“De urgencia y rapidez”

Marzo 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Ante lo que puede acontecer, es necesario aconsejar a los colombianos que estén preparados para otra interinidad en la Fiscalía, que puede prolongarse si la Corte vuelve a las interpretaciones que se presentaron antes de la elección de la doctora Morales".

Con una solución impulsada sin duda por el afán, y en medio de la necesidad de rescatar la credibilidad de la Fiscalía General, la Corte Suprema de Justicia aceptó la renuncia presentada por la doctora Viviane Morales y nombró en su reemplazo a la doctora Martha Lucía Zamora, en calidad de encargada. Ahora, la discusión sobre las características que deberá cumplir quien resulte electo y el término de su período serán los elementos que impulsarán otra de aquellas eternas polémicas que envuelven el organismo más importante para perseguir el delito en Colombia. Aunque el fallo del Consejo de Estado hacía obligatorio el cambio, no deja de llamar la atención la forma en que el vicefiscal Wilson Alejandro Martínez, recién posesionado, entregó su renuncia, para dar paso a que la doctora Morales nombrara su sucesora y la Corte la designara como nueva Fiscal de la Nación, en calidad de encargada. ¿Acaso esa pirueta demuestra las limitaciones de la persona que la anterior titular había nombrado como su segundo a bordo? Y si así es, ¿por qué no fue nombrada como vicefiscal la doctora Zamora, quien además de sus títulos profesionales y de su experiencia en el desempeño de funciones públicas es abogada penalista?La consideración es válida en la medida en que el propio Presidente del Consejo de Estado revivió el debate sobre las características que debe tener el Fiscal. Lo que hace necesario que la Corte Suprema aclare de una vez si considera requisito esencial el que los candidatos que proponga el Presidente de la República tengan esa especialización, algo que no está incluido en la Constitución Nacional. A nadie puede escapársele que ese fue uno de los argumentos que uso el Alto Tribunal para negarse durante 13 meses a considerar las dos ternas que le propuso el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez. El otro elemento de la discusión será el período para el cuál será elegido el nuevo Fiscal. ¿Será para completar el período abortado de la doctora Morales, es decir un año y 3 meses? O, por el contrario, ¿se considerará que la elección tendrá una vigencia de 4 años a partir de la fecha en que sea escogido el o la titular en propiedad? A juzgar por la observación del presidente Juan Manuel Santos, el asunto parece de gran importancia, al punto en que definirá quiénes serán incluidos en la postulación que obliga la Constitución en cumplimiento del mandato sobre colaboración entre las ramas del poder público, en este caso, entre el Ejecutivo y el Judicial.Ante lo que puede acontecer, es necesario aconsejar a los colombianos que estén preparados para otra interinidad en la Fiscalía, que puede prolongarse si la Corte vuelve a las interpretaciones que se presentaron antes de la elección de la doctora Morales. Si bien el presidente Santos pidió a los magistrados que actúen con la rapidez que demanda el país, subsiste el temor a que se presente un nuevo impasse. Pueda ser que, como lo dijo el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, la entidad actúe con diligencia porque “ya tiene el aprendizaje histórico de que el tema es de urgencia y rapidez”.

VER COMENTARIOS
Columnistas