De frente al Pacífico

Marzo 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"¿Cómo es posible que en tantos años de producir los mayores ingresos al Estado colombiano, Buenaventura padezca el drama social causado por el abandono?"

La visita del presidente Juan Manuel Santos a Buenaventura y de su Ministra de Infraestructura a la vía que une a esa ciudad con el interior, desnudó una vez más los graves dificultades que les causa a la ciudad y a sus miles de habitantes la lejanía del Estado y su renuencia a atender sus graves y permanentes problemas. El Valle está en mora de adelantar una cruzada para lograr que se atienda como corresponde una crisis que ya se está convirtiendo en tragedia.El presidente Santos entregó el dragado del canal de acceso al puerto, obra adelantada con los recursos que producirá la ampliación de la concesión a la Sociedad Portuaria. Sumado a las inversiones que realizan las compañías que tienen muelles allí, se convierte a Buenaventura en la sede de las empresas más eficientes en el manejo de carga del Pacífico suramericano. El Primer Mandatario también hizo entrega de las 600 casas de interés social construidas por Comfandi y financiadas en parte con la plata que se incautó a un narcotraficante.Por supuesto, los sectores empresariales recibieron con agrado el apoyo a sus esfuerzos por ser más competitivos y eficientes. No obstante, alguno de ellos revivió la frase de don Manuel Carvajal cuando, al explicar el origen de la Fundación Carvajal, dijo que una empresa no puede crecer sana en un medio enfermo. En el caso que nos ocupa, el Gerente de la Sociedad Portuaria expresó que era una vergüenza tener un puerto tan competitivo cuando la comunidad que lo rodea está sumida en un 40% de indigencia. Esa es la clave del asunto. ¿Cómo es posible que en tantos años de producir los mayores ingresos al Estado colombiano, Buenaventura padezca el drama social causado por el abandono? ¿Por qué razón, un municipio capaz de albergar el puerto más moderno sobre el mar Pacífico es calificado como vergüenza para la humanidad por sus increíbles índices de miseria y desempleo? ¿Por qué los violentos de todas las estirpes aprovechan a fondo las ventajas geoestratégicas que ofrece esa ciudad, mientras para el Estado es una carga imposible de resolver? De otra parte, la Ministra de Infraestructura hizo un recorrido centímetro a centímetro por la vía que conecta a Buenaventura con Buga. Y se encontró con el absurdo: concesiones inexplicables e inexplicadas por 50 años a contratistas que al parecer incumplen sus obligaciones, además de una carretera en la cual se conjugan desde la minería ilegal hasta la renuencia de quienes firmaron contratos hace cuatro años, pasando por los obstáculos que significan los acuerdos con las comunidades. Mientras tanto, llevar y traer carga desde y hacia el primer puerto de Colombia es una proeza costosa que destruye la competitividad del país.Y mientras el Municipio sigue aprisionado por el clientelismo y la falta de recursos, el departamento del Valle está desaparecido en la tarea de liderar el esfuerzo por conseguir la transformación de Buenaventura. Es el drama de una Nación y de una región que están de espaldas al mar Pacífico como fuente de progreso para Colombia, y que no han tenido la decisión política de construir la ciudad y el desarrollo que merecen sus habitantes.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad