Crecimiento y equidad

Agosto 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Los planteamientos del gobierno giraron alrededor de la creación de trabajo formal para combatir el desempleo..."

En el marco de la Asamblea Nacional de la Asociación Nacional de Empresarios celebrada en el Centro de Eventos Valle del Pacífico, el gobierno de Juan Manuel Santos presentó los lineamientos de lo que será su estrategia económica para los próximos cuatro años. De lograrse sus objetivos, Colombia podrá superar el desastre que le ha dejado la violencia y los rezagos que en materia de crecimiento social le ha dejado la inequidad.El escenario fue preciso para conocer lo que el nuevo gobierno propone para romper las barreras que han creado la pobreza que afecta a más del 50% de la población y el enorme desequilibrio que existe en el desarrollo de las regiones. Y, por supuesto, para analizar las propuestas de los industriales, que reclaman una lucha frontal contra la revaluación que afecta en forma directa a la producción nacional, incentivando la competencia de las importaciones en el mercado local y desestimulando la competitividad de las exportaciones. Pero los planteamientos del gobierno giraron alrededor de la creación de trabajo formal para combatir el desempleo; de generar riqueza para distribuirla en forma equitativa, y de ordenar las finanzas públicas para que el Estado pueda enfrentar los desafíos que representan asuntos en apariencia contradictorios como la crisis de la salud y la bonanza que pueda presentarse en la minería y los hidrocarburos, atrayendo una enorme cantidad de divisas. Por eso la presentación de los ministros recalcó el propósito de producir reformas en materia laboral y fiscal con el propósito de impulsar lo que considera las “cinco locomotoras” del progreso: la infraestructura, el agro, la innovación tecnológica, la vivienda y la minería.Hay pues un marco teórico dirigido a generar un crecimiento superior al 6% anual del PIB durante los próximos diez años, rebajando el desempleo al 8,6% e impulsando la capacidad adquisitiva de las familias colombianas. Un marco sin duda distinto al de las épocas en las cuales el país debía concentrarse en generar recursos para responder a la violencia con seguridad. Pero, de todas maneras, un propósito que requiere el compromiso del sector empresarial para poder combatir las circunstancias que hacen de Colombia uno de los países con mayor inequidad social, producto de la mala distribución del ingreso.La Asamblea de la Andi fue clausurada con la intervención del presidente Santos, quien ratificó la necesidad de tener un país que crezca y estimule a sus empresas, en el que todos tengan conciencia de la responsabilidad de generar equidad social. Es decir, un empresariado comprometido con el cambio que debe tener la sociedad y dispuesto a aportar en la empresa. “Cuando a mí me preguntan: al final de su mandato, ¿qué quisiera? Poder mirar para atrás y decir que todos nos unimos para producir un país mejor. ¿Y qué quiere decir un país mejor? Un país con menos desempleados y menos pobres, un país con una democracia fortalecida, un país en paz”, dijo el Presidente. Ese será su reto y el de Colombia en los próximos cuatro años.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad