Contra la corrupción

Abril 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Así como debe criticarse la demora y en muchos casos la impunidad que rodea a los peores delitos de corrupción, ahora hay que exaltar la rapidez al capturar y acusar a quienes cometieron un fraude con los desayunos escolares en el municipio de Aguachica, departamento de Cesar. Esa es la manera de proceder contra quienes han hecho de los dineros públicos una fiesta privada".

Así como debe criticarse la demora y en muchos casos la impunidad que rodea a los peores delitos de corrupción, ahora hay que exaltar la rapidez al capturar y acusar a quienes cometieron un fraude con los desayunos escolares en el municipio de Aguachica, departamento de Cesar. Esa es la manera de proceder contra quienes han hecho de los dineros públicos una fiesta privada. El caso es ejemplo de lo que está ocurriendo en muchos municipios con los dineros destinados a alimentar los niños que asisten a las escuelas oficiales. En un video difundido por las redes sociales se vio cómo se hacía formar a los estudiantes para tomarles fotos que demostrarían la forma puntual en que se distribuían las raciones, pasándose un mismo plato. Esa decir, una mentira para justificar el contrato que la administración municipal realizó con una fundación llamada Porvenir. Más insólito aún, es que el Alcalde de la localidad trató de defender al contratista, alegando que las miserias que en realidad les entregaron a los niños eran una especie de sobremesa. Todo lo cual llevó a la detención el pasado miércoles del funcionario y seis personas más involucradas en la trampa que fue oportunamente grabada y publicada por alguien indignado ante la tropelía.Menos de quince días demoró la Fiscalía en proceder contra los autores de un delito cuyas consecuencias van más allá de apropiarse de los recursos públicos, puesto que las víctimas directas del latrocinio son menores de edad que no pueden protestar. Ahora se espera que se castigue también a quienes en el mismo municipio les proporcionaban un huevo y un pedazo de mango a los estudiantes de la Institución Educativa Sagrado Corazón de Jesús, a manera de desayuno. Es la educación la que sufre el embate de la corrupción. Pero también son los menores que en muchos casos sólo reciben como alimentación diaria las raciones que les entregan en sus escuelas.Esa celeridad debe aplicarse en Cali con respecto a los cientos de profesores y miles de estudiantes registrados en las nóminas de los programas oficiales y en los colegios vinculados mediante el programa de ampliación de cobertura, que no aparecen, según las investigaciones del Ministerio de Educación Nacional. Otro fraude vergonzoso que lleva muchos años, sin que haya sido posible su erradicación. En este caso, además de la pérdida de recursos que engrosaron los bolsillos de quienes son protegidos por funcionarios venales, el Ministerio informó que recortará los recursos destinados a la educación pública en la capital del Valle.Hechos como esos se repiten a lo largo y ancho de la geografía nacional, afectando dineros destinados a apoyar a familias y estudiantes de bajos ingresos, lo cual hace más grave el delito que cometen las organizaciones que se crean para realizarlos. Este diario ha denunciado con frecuencia la industria que se ha montado en Buenaventura para apropiarse los dineros destinados a formar y educar a la infancia y la juventud. ¿Por qué no es posible anticiparse a esas maniobras que se realizan con descaro en muchos municipios, aprovechando la autonomía que reconoce la Constitución a esas entidades?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad