Colombia optimista

Marzo 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...no es de extrañar que haya disminuido el porcentaje de quienes se consideran pobres, y que el 83,3% se diga feliz o muy feliz. Es la Colombia positiva que ha visto crecer su país en la última década y se ha sobrepuesto a los embates de las crisis económicas, la violencia o la inseguridad"

Los colombianos tienen razones para ser optimistas. Hoy su calidad de vida es mejor y el país sigue abriendo caminos para llevar más bienestar y brindar más oportunidades. Aunque falta mucho por hacer en aspectos como el desempleo y la informalidad, el acceso y la calidad de la educación, la cobertura en salud y la seguridad ciudadana, Colombia ha registrado un progreso que se siente.Los resultados de la Encuesta de Calidad de Vida 2010 del Dane dejan ver a una nación que registra la mejoría. En general, los aspectos que mide arrojan un crecimiento del 1% en los últimos dos años. Por ejemplo más colombianos tienen vivienda propia y los servicios públicos básicos se acercan a la meta de cubrimiento total sobre todo en zonas urbanas; hay más afiliados al Sistema General de Salud y son más los niños y jóvenes que asisten hoy a los centros educativos. Por eso no es de extrañar que haya disminuido el porcentaje de quienes se consideran pobres, y que el 83,3% se diga feliz o muy feliz. Es la Colombia positiva que ha visto crecer su país en la última década y se ha sobrepuesto a los embates de las crisis económicas, la violencia o la inseguridad. El Valle del Cauca es ejemplo fehaciente.No obstante el déficit financiero que arrastra el Departamento y la crisis de gobernabilidad que ha padecido en los últimos tiempos, comienzan a verse signos de mejoría, aún mayores que en el resto del país. Al menos así lo perciben los vallecaucanos, según se desprende de sus respuestas: el 51,2% cree que su calidad de vida mejoró entre el 2008 y el 2010, mientras que en el resto del país esa cifra es de 46,5%. Así mismo, el 62,3% de la gente del Valle no se considera pobre, cuando el promedio nacional es del 55,3%. Aunque la cobertura del Sistema General de Salud está 4,6% por debajo de la media del país, en territorio vallecaucano es mayor el número de afiliados al régimen contributivo: un 62,9% frente al 47,5% nacional. Y aquí, el analfabetismo bajó de 4,5% en el 2008 a 3,7% en el 2010. También se tiene la cobertura más alta en servicios públicos, llegando al 99% de la población en las cabeceras municipales con acueducto, energía y recolección de basuras. Si todo apunta a un mejor desarrollo socioeconómico en el Departamento, ¿qué falta para que el Valle recupere su liderazgo y garantice un futuro mejor para sus ciudadanos?La encuesta ratifica que las diferencias sociales y económicas se agudizan en las zonas rurales, siendo el Pacífico la segunda región más deprimida del país, donde se asienta la mayor pobreza. El Valle está en deuda con la una y con la otra. Y está en mora de elegir gobernantes que vean con ojos de oportunidad, y no de oportunismo, el manejo del Departamento. El camino está trazado, y marca un horizonte de progreso y desarrollo para Colombia y el Valle. El país ha demostrado solidez económica, un crecimiento sostenido y la recuperación de su confianza en menos de diez años. Falta un trecho largo por recorrer pero la senda marcada parece la correcta para que los colombianos puedan seguir siendo optimistas.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad