Cali moderna

Mayo 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Con la entrega formal de estos proyectos comienza una nueva época para Cali, en la que se transforma para avanzar hacia la modernidad y el desarrollo que demandaba desde hace lustros y que fueron aplazados por la desidia de varios gobiernos locales".

La transformación que Cali ha esperado con paciencia en los últimos dos años, hoy empieza a hacerse realidad con la entrega del hundimiento y el bulevar de la Avenida Colombia y la inauguración de la Plazoleta Jairo Varela. Son dos de las obras más importantes del programa financiado mediante valorización que marcan un renacer para la ciudad y demuestran la importancia del aporte y el apoyo de los caleños para el progreso de su ciudad.Atrás quedan las críticas y la incertidumbre que generó el proyecto de la Avenida Colombia, propuesto hace dos décadas y postergado por años. Con lo cual se aplazó el desarrollo urbanístico que necesitaba Cali para convertirse en la ciudad moderna que debe ser. El túnel es una de las obras de infraestructura más importantes en la historia de la capital vallecaucana y significó un reto de ingeniería por su extensión, su cercanía al río y por estar en la zona histórica del Municipio. Con su puesta en funcionamiento se empieza a brindar la solución a la movilidad en el centro de la ciudad y se le da agilidad al tránsito que conecta al sur y el oeste con el norte, tal como lo reclamaban los caleños. La seguridad, una de las mayores preocupaciones de quienes circularán por el túnel, ha sido garantizada por las autoridades, disponiendo de los recursos tecnológicos necesarios para su vigilancia. Lo cual no excluye el deber que tiene la ciudadanía de colaborar para que esta sea una vía segura.El otro componente de esta obra, el bulevar sobre el túnel, le da un nuevo aire a la zona céntrica de la ciudad. Como sucede en las grandes urbes, los caleños cuentan ahora con un espacio para caminar y disfrutar del paseo por su río tutelar. Por supuesto, las inquietudes de la gente deben ser tenidas en cuenta, como asegurar que no se convertirá en un lugar invadido de ventas ambulantes o brindar las garantías de vigilancia y seguridad necesarias. También significa una oportunidad para que regrese el comercio organizado, para que los empresarios se vinculen y se reviva el centro caleño.Por su parte la Plazoleta Jairo Varela será un espacio de encuentro que ha esperado por mucho tiempo la ciudad. Los inconvenientes que causó la demora de la Dirección Nacional de Estupefacientes en definir la entrega de uno de los edificios de la zona significaron un retraso de dos años. Superados los problemas, hoy su primera fase es una realidad que cambia el espacio público frente al CAM y brinda un lugar para el esparcimiento en el que se dará cabida a las manifestaciones artísticas y culturales. Con la entrega formal de estos proyectos comienza una nueva época para Cali, en la que se transforma para avanzar hacia la modernidad y el desarrollo que demandaba desde hace lustros y que fueron aplazados por la desidia de varios gobiernos locales. Son las obras de todos los caleños, que se adelantan con los recursos aportados por todos a través de valorización y que necesitan del compromiso de los ciudadanos para que cumplan su función y sean el símbolo del renacer de la capital vallecaucana.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad