Buena noticia

Buena noticia

Marzo 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...El robustecimiento de la economía colombiana y el fortalecimiento del sistema financiero le permitieron superar con holgura la recesión mundial de los años 2008 y 2009, causada por la crisis en los Estados Unidos y en los países desarrollados. Esa fue la prueba de fuego de la estabilidad económica en nuestro país".

Luego de 12 años de intenso esfuerzo por enderezar su economía y recuperar la confianza, Colombia fue de nuevo calificada por Standar &Poor’s en el rango BBB-. Lo que, además de significar un voto de confianza en nuestro país y su fortaleza, implica también un reconocimiento a los esfuerzos por vencer las dificultades y conseguir la estabilidad que abren las puertas a la inversión directa internacional.Recuperar la calificación no fue tarea fácil. En 1998, el país cayó en la depresión económica más profunda de los últimos 60 años, mientras la amenaza de la violencia destruía sin compasión la confianza de los inversionistas en nuestro país. No obstante las decisiones que se tomaron para atender el desastre financiero, cuyos resultados positivos hoy son incuestionables, la situación de orden público y la debilidad estructural de las finanzas públicas llevaron a perder el grado que Colombia había alcanzado, con el consiguiente encarecimiento de los créditos. Fue entonces cuando se inició la recuperación. Durante los ocho años del gobierno encabezado por el presidente Álvaro Uribe, la consigna fue recuperar la confianza mediante la consolidación del Estado y la política de Seguridad Democrática y reconstruir las condiciones necesarias para atraer la inversión. Tales esfuerzos dieron sus frutos, logrando tasas de crecimiento del 7% y desarrollando sectores como la minería y los combustibles, además de generar el resurgimiento de condiciones para la actividad económica, lo que a su vez le dio oxígeno a las arcas del Estado, representado en el crecimiento de sus ingresos. El robustecimiento de la economía colombiana y el fortalecimiento del sistema financiero le permitieron superar con holgura la recesión mundial de los años 2008 y 2009, causada por la crisis en los Estados Unidos y en los países desarrollados. Esa fue la prueba de fuego de la estabilidad económica en nuestro país, generadora de un importante impulso en un mercado de capitales más abierto y de la llegada de inversionistas que miraban a Colombia con una perspectiva positiva y dinámica, donde se demostraba la solidez adquirida por las instituciones de gobierno y la continuidad en las políticas económicas para enfrentar los desafíos de un mundo donde los mercados padecen frecuentes sobresaltos.Por eso no debe sorprender que nuestro país recupere el grado de inversión que significa la calificación de Standar & Poors, la cual será seguida por las demás calificadoras mundiales. Es el resultado del esfuerzo continuado de la empresa privada y de los sucesivos gobiernos por trabajar, por recuperar la confianza y devolver condiciones estables a la inversión internacional. Lo que repercutirá en aspectos como las posibilidades de acceso a los mercados financieros y la baja en el costo de los créditos. La nueva calificación significa el reconocimiento al esfuerzo de los gobiernos nacionales y la empresa privada. Pero ese logro también debe servir como acicate para acelerar la solución al desempleo, la inequidad y la pobreza, los grandes obstáculos para el desarrollo social de nuestra Nación.

VER COMENTARIOS
Columnistas