Buen balance

editorial: Buen balance

"El balance de la versión 58 de la Feria Cali es positivo. Si bien hay aspectos para revisar, la calidad de los eventos, la asistencia del público y el buen comportamiento de caleños y visitantes, permitieron disfrutar de seis días de fiesta y alegría".

Buen balance

Enero 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"El balance de la versión 58 de la Feria Cali es positivo. Si bien hay aspectos para revisar, la calidad de los eventos, la asistencia del público y el buen comportamiento de caleños y visitantes, permitieron disfrutar de seis días de fiesta y alegría".

El balance de la versión 58 de la Feria Cali es positivo. Si bien hay aspectos para revisar, la calidad de los eventos, la asistencia del público y el buen comportamiento de caleños y visitantes, permitieron disfrutar de seis días de fiesta y alegría.Lo primero es reconocer la consolidación del proceso adelantado en los últimos cuatro años por Corfecali para hacer una feria más internacional, ordenada y sostenible, que conserve la música y el baile como alma central de los eventos e incluya otras expresiones y representaciones culturales. Atrás quedó, sin nostalgia, la cabalgata, que tuvo razón de ser para una ciudad pequeña y tranquila, pero que con los años perdió su esencia y les dio paso al desorden y los excesos.Por segundo año el Salsódromo de apertura de la Feria, reconocido como Patrimonio Cultural de la Nación, se realizó en la noche. Una opción que brinda un espectáculo más vistoso y hace menos extenuante el recorrido de kilómetro y medio para bailarines y artistas. Las recomendaciones hechas en el evento anterior fueron atendidas y se mejoraron tanto la iluminación como el sonido en esta nueva versión nocturna. En adelante habrá que madurar la idea de contar con un espacio exclusivo y más amplio para el Salsódromo, con una capacidad mayor para acoger al público, que permita prescindir del uso del espacio público así como aliviar los problemas de movilidad que se generan. Es de analizar la propuesta de utilizar en ese sentido el corredor verde de la Calle 26 para hacer las adaptaciones o construcciones que requieren los diferentes espectáculos feriales.La Calle de la Feria es el otro gran acierto. La que se concibió como remplazo de la cabalgata brilla con luz propia, pasó de una a dos noches y con cinco tarimas diferentes demuestra que los caleños están abiertos a disfrutar de la salsa y las más variadas expresiones musicales. El mismo éxito se apuntó el Encuentro de Melómanos y Coleccionistas, que ya hace parte cada año de la agenda de expositores nacionales y extranjeros, así como de las disqueras internacionales.Vistosos, como cada año, estuvieron los desfiles del Cali Viejo y Autos Antiguos, que piden pista para realizarse al anochecer, una propuesta que se podrá adelantar si se gestionan los recursos y patrocinios que demanda la logística nocturna. Junto a estos recorridos, el Día del Pacífico y la Feria Comunera en las 22 comunas y 15 corregimientos, permitieron a todos los sectores de Cali disfrutar con espectáculos de calidad.Así, el balance de la Feria es positivo y satisfactorio. Incluso el comportamiento ciudadano mejoró y las autoridades reportaron los índices más bajos de delitos y homicidios en 23 años. No obstante, se deberán acoger las recomendaciones sobre algunos aspectos de logística para el ingreso a los eventos y un mayor acceso al público. Sobre la gratuidad de los espectáculos, debe resaltarse que un 90% de ellos fueron de ingreso libre. Es de ponderar el trabajo de Corfecali que se consolida como organizador de eventos y demuestra que es posible hacer una Feria de calidad y autosostenible. Y de aplaudir el civismo y el espíritu acogedor de los caleños que permiten hacer una Feria alegre de Cali para el mundo.

VER COMENTARIOS
Columnistas