Brasil 2016, buena cosecha

editorial: Brasil 2016, buena cosecha

"Ocho medallas que igualan el número de preseas alcanzadas hace cuatro años en Londres pero que las supera en calidad, es una cosecha más que satisfactoria que demuestra el progreso de nuestro deporte cuando se produce la combinación de recursos del sector público y la empresa privada".

Brasil 2016, buena cosecha

Agosto 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Ocho medallas que igualan el número de preseas alcanzadas hace cuatro años en Londres pero que las supera en calidad, es una cosecha más que satisfactoria que demuestra el progreso de nuestro deporte cuando se produce la combinación de recursos del sector público y la empresa privada".

Desde el inicio de los Juegos Olímpicos, Colombia demostró que su deporte ha madurado, que su presencia en esas justas es una oportunidad para ganar, y que el esfuerzo que se haga es recompensado por nuestros deportistas. Y Brasil desmintió las dudas que rondaron su indiscutible capacidad para realizar la competencia que cada cuatro años reúne los mejores deportistas del Planeta.El primer día de competencia, nuestro ciclismo de ruta demostró su categoría y fue protagonista, al punto en que sólo un accidente privó de la medalla a José Luis Henao. Con el paso de los días y de los distintos deportes en los cuales participaron nuestros 147 representantes que consiguieron con resultados llegar a Río de Janeiro, fueron mostrando que su presencia era justificada.Hoy puede hacerse un balance con éxitos que regocijan a nuestra Nación. Mariana Pajón, la reina indiscutible del ciclismo BMX mundial, dos veces medalla de oro en las olimpiadas. Caterine Ibargüen, soberana del salto triple. Óscar Figueroa, oro en levantamiento de pesas. Yuri Alvear, plata en judo y Yuberjen Martínez en boxeo, así como tres medallas de bronce para Luis Javier Mosquera en levantamiento de pesas, Ingrit Lorena Valencia en boxeo y Carlos Alberto Ramírez en ciclismo BMX. También hay que hacer el reconocimiento a las decenas de competidores colombianos que si bien no estuvieron en el podio, demostraron su progreso o fueron derrotados en sus disciplinas después de haber demostrado su calidad. Ellos, como nuestra judoka Jackeline Rentería o los saltadores de trampolín, hicieron valer su presencia y el nombre de nuestro país.Ocho medallas que igualan el número de preseas alcanzadas hace cuatro años en Londres pero que las supera en calidad, es una cosecha más que satisfactoria que demuestra el progreso de nuestro deporte cuando se produce la combinación de recursos del sector público y la empresa privada. Si se mira la trayectoria de los deportistas, lo que ahora recogemos es el producto del trabajo y la calidad de los atletas con la financiación adecuada y la dirección acertada del deporte.Mención especial debe recibir Brasil. La realización de las Olimpiadas fue un éxito en toda la línea, no obstante los problemas institucionales de ese gran país. Y despejó las incertidumbres creadas con argumentos como epidemias de sika, la inseguridad y la contaminación. Brasil fue superior a eso y hoy muestra su resultado.Volviendo a lo nuestro, la delegación demostró que Colombia también es territorio de deportistas campeones. Y que si se les financia su esfuerzo, los resultados serán cada vez mejores para ellos, para el país y para sus patrocinadores.Por eso hay que seguir la huella. Lo que allí se consigue es satisfacción para el país y oportunidades para miles de colombianos que encuentran en el deporte una forma de construir su vida. Es hacer que hablen de Colombia en forma positiva y se admire la calidad de nuestros representantes. Es desarrollar una industria donde la materia prima, nuestra gente, ya demostró su valor para competir en el mundo.Felicitaciones y esperamos que dentro de cuatro años, la cosecha en Tokio sea mejor.

VER COMENTARIOS
Columnistas