Apertura en Gaza

editorial: Apertura en Gaza

"Ambos actos, la apertura de la frontera y el envío de destacamentos militares constituyen una ruptura de los acuerdos entre Egipto e Israel, mantenidos por décadas por el gobierno de Hosni Mubarak. Pareciera una afirmación de los Hermanos Musulmanes de que su postura en el conflicto palestino-israelí ha pasado de la neutralidad a una decidida toma de partido que incluye a los radicales de Hamas".

Apertura en Gaza

Octubre 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Ambos actos, la apertura de la frontera y el envío de destacamentos militares constituyen una ruptura de los acuerdos entre Egipto e Israel, mantenidos por décadas por el gobierno de Hosni Mubarak. Pareciera una afirmación de los Hermanos Musulmanes de que su postura en el conflicto palestino-israelí ha pasado de la neutralidad a una decidida toma de partido que incluye a los radicales de Hamas".

La sorpresiva apertura de la frontera entre Egipto y la franja de Gaza, no deja de plantear interrogantes sobre el futuro de una de las regiones más conflictivas del Medio Oriente.Debe saberse que esta frontera se encuentra en la península de Sinaí, un territorio largamente disputado, escenario de numerosas guerras e inestable desde el punto de vista político. En los últimos 60 años, el Sinaí fue escenario -secundario o principal- de los cuatro conflictos bélicos entre Israel y Egipto (1948, 1956, 1967 y 1973) y sus habitantes, entre 1967 y 1982 no fueron egipcios sino israelíes. Incluso al mencionar a “los habitantes” del Sinaí no se puede pensar en un conjunto homogéneo ni en una distribución equitativa.En el norte de la península conviven egipcios, palestinos y tribus beduinas con lazos de parentesco en Gaza, tanto con israelíes como con palestinos. Para estos últimos las fronteras del desierto son desconocidas y acostumbran realizar actividades de contrabando, que van desde artículos de primera necesidad hasta armas. Hay quienes aseguran que algunas tribus están asociadas con funcionarios de Hamas, que gobierna el territorio palestino de Gaza y son responsables de los túneles que atraviesan la frontera para transportar de contrabando.Egipto alega que al abrir las fronteras con Gaza, lo hace pensando en la libertad de los palestinos que, según ellos se encuentran en una “cárcel al aire libre”, bloqueados por Egipto en una frontera e Israel en la otra. De hecho, tanto la Unión Europea como las Naciones Unidas han condenado al bloqueo de Gaza como una infracción al derecho internacional. Pero no debe olvidarse que este bloqueo se hizo de común acuerdo entre los dos países para presionar a Hamas, que gobierna en Gaza, para que llegue a un acuerdo con Al Fatah.Un incidente en el mes de agosto, cuando un puesto fronterizo de Egipto fue atacado por hombres armados que dieron muerte a 16 miembros de la guardia, ha sido el pretexto para que el gobierno egipcio tome la decisión, aduciendo que así tendrá mayor control de su zona limítrofe, lo que ha implicado un despliegue de tropas hacia la conflictiva región. Hasta ahora no se conoce quiénes fueron los responsables del ataque.Ambos actos, la apertura de la frontera y el envío de destacamentos militares constituyen una ruptura de los acuerdos entre Egipto e Israel, mantenidos por décadas por el gobierno de Hosni Mubarak. Pareciera una afirmación de los Hermanos Musulmanes de que su postura en el conflicto palestino-israelí ha pasado de la neutralidad a una decidida toma de partido que incluye a los radicales de Hamas.Aunque los egipcios aseguran que la apertura es sólo para personas y que no se permitirá la actividad comercial, es evidente que el flujo de individuos y la movilidad de los elementos radicales de uno y otro lado será un incentivo para el aumento del contrabando y la organización de conspiraciones.Con la atmósfera encendida por el conflicto entre Turquía y Siria, y las amenazas crecientes de Irán, este nuevo foco de riesgo en el Sinaí sólo puede traer malos presagios.

VER COMENTARIOS
Columnistas