A negociar de nuevo

A negociar de nuevo

Junio 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Los mismos expertos que advirtieron sobre el objetivo de las fanfarronadas de Norcorea, hoy señalan que la firmeza de la postura estadounidenses y de sus aliados, ha llevado a que el régimen de Pyongyang cambie el tono y que haya iniciado un proceso de conversaciones con Corea del Sur, sostenido en primera instancia por oficiales de menor rango en la zona desmilitarizada que divide a los dos países".

Hace poco más de un mes, el gobierno de Corea del Norte declaró que “Desde ahora, las relaciones norte-sur entrarán en estado de guerra”. Tales manifestaciones, que también incluían amenazas contra bases militares estadounidenses, utilizando incluso el arsenal nuclear, crearon una atmósfera de crisis internacional, provocada por el nuevo y enigmático dictador norcoreano, Kim Jung Un, heredero de una dinastía de líderes comunistas que se remonta a la década de 1950.Ante estas amenazas se dijo por parte de algunos expertos que “El engaño siempre ha jugado un papel fundamental en la estrategia de Corea del Norte. El régimen de Pyongyang necesita que sus vecinos, mucho más poderosos y antagonistas, se tomen en serio sus advertencias. Al amenazar con el caos potencial y con la guerra en el corazón de la región más dinámica del mundo económico, han sido capaces de trascender su propia debilidad y obtener concesiones diplomáticas en el pasado”.Pero la respuesta de Estados Unidos y de Corea del Sur fue firme, con despliegue de aviones y armamento, y con la decisión de responder a cualquier ataque norcoreano. En Estados Unidos algún senador llegó a declarar que Corea del Norte sería “borrada del mapa”. Los mismos expertos que advirtieron sobre el objetivo de las fanfarronadas de Norcorea, hoy señalan que la firmeza de la postura estadounidenses y de sus aliados, ha llevado a que el régimen de Pyongyang cambie el tono y que haya iniciado un proceso de conversaciones con Corea del Sur, sostenido en primera instancia por oficiales de menor rango en la zona desmilitarizada que divide a los dos países.Estas primeras reuniones exploratorias fueron rápidas e intensas y culminaron con un compromiso para que los dos gobiernos sostengan negociaciones de alto nivel en Seúl a partir del próximo miércoles. De acuerdo con la información, se tratará de ampliar los lazos comerciales y turísticos entre los dos países.El diálogo inicial y sus resultados son una buena noticia. Pero resulta algo sorprendente que luego de la agresividad mostrada hace un mes, ahora se retome un camino de conversaciones entre los dos gobiernos, camino que se encuentra suspendido hace años. ¿Qué ha pasado?Sin duda, la explicación hay que buscarla por el lado de China, que parece haberse cansado de soportar las rabietas de su incómodo e incendiario vecino. El clima de tensión no conviene a los intereses comerciales de China, y es bien sabido que Corea del Norte subsiste gracias al apoyo económico de China.Por ello es llamativo el boletín de CNN en el que se informa que “Después de reuniones con líderes chinos en Beijing, el secretario de Estado John Kerry dijo que Estados Unidos y China se comprometieron a buscar una solución pacífica de la crisis de Corea, y que en sus conversaciones no descartaron ninguna opción para encontrarla”.Así, tal vez en esta ocasión el proceso de conversaciones pueda culminar en una normalización de las relaciones en la península coreana.

VER COMENTARIOS
Columnistas