2012,la encrucijada

Enero 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Sin duda, la crisis de la Eurozona es el tema de mayor trascendencia. Países como España lo saben: su nuevo gobierno enfrentará el legado de más de 5 millones de parados, que no le darán espera. Pero ello supone que el grueso de la población se verá sometido a fuertes recortes en gasto social, merma del poder adquisitivo y pérdida de algunas prebendas.

El que se inicia promete ser un año interesante. La expectativa es grande alrededor de asuntos como la crisis económica de la Unión Europea, el desenlace de la Primavera Árabe, el rumbo que tomará el movimiento global de ‘indignados’ o el posible declive del terrorismo. Para Colombia las perspectivas parecen mejorar en todos los frentes, y se espera que 2012 sea un año de realizaciones.Sin duda, la crisis de la Eurozona es el tema de mayor trascendencia. Países como España lo saben: su nuevo gobierno enfrentará el legado de más de 5 millones de parados, que no le darán espera. Pero ello supone que el grueso de la población se verá sometido a fuertes recortes en gasto social, merma del poder adquisitivo y pérdida de algunas prebendas. La admonición de Angela Merkel, “los europeos del sur deben trabajar más y vacacionar menos”, se convertirá en realidad, pues la época del gasto alegre y el endeudamiento fácil ya pasó.En el conjunto de las medidas posibles, no parece que la Unión Europea se incline por la abolición del euro, así las fallas de algunos países de poco peso económico terminen afectando al conjunto de Europa, como sucedió en el caso de Grecia. Pues de no ser por la Eurozona y el empeño de sus líderes por mantener y hacer cumplir sus reglas fiscales, naciones como la propia Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia se debatirían en crisis inflacionarias similares a las ocurridas inmediatamente después de la Segunda Guerra, donde los italianos debían pagar millones de liras para adquirir cualquier bien básico.Como es lógico, el peso de Europa en el mercado mundial tenderá a la merma, al menos en este año de transición. Ya comenzó a verse: mediciones de fin de año indican que Brasil acaba de sobrepasar al Reino Unido y ahora ocupa en lugar de la sexta potencia económica del mundo. Y por allí viene la India, apretando. Por su parte, China parece destinada a convertirse en el primer prestamista del mundo, gracias a su alto nivel de ahorro y tal vez juegue un papel importante en la solución de la crisis de la Eurozona.En el norte de África se verá si la Primavera Árabe en realidad sirvió para garantizar mayor libertad a pueblos sometidos. Túnez, Egipto y Libia escribirán esta historia, al tiempo que se espera el desenlace de las terribles matanzas en Siria. Y todo ello incidirá en el desarrollo del eterno conflicto entre israelíes y palestinos, que muestra signos de recrudecimiento.En consonancia con los pueblos árabes, los indignados del mundo occidental encontrarán nuevas razones para el descontento, sobre todo por las duras medidas económicas que le esperan a los pueblos europeos. En Estados Unidos existe expectativa sobre la incidencia que tendrán en un año electoral.La caída de Bin Laden, la derrota de ETA y la muerte de alias Alfonso Cano en Colombia indican que el terrorismo se encuentra en franco declive y 2012 puede traer buenas noticias al respecto. No sucede así en el frente del cambio climático, pues la persistencia de La Niña anuncia nuevas desgracias para las que el mundo ha demostrado no estar bien preparado.

VER COMENTARIOS
Columnistas