Salvaje

Marzo 23, 2015 - 12:00 a.m. Por: Víctor Diusabá Rojas

El jueves de la semana que acaba de terminar, topé en el aeropuerto Eldorado con una larga fila de muchachos. Me sorprendió su actitud. Esperaría de ellos, no sé, algarabía quizás, alguna broma, de pronto. Pero no. Eran el silencio y la sumisión en pasta. Se trataba de jóvenes, me lo dijo uno de ellos, que iban camino a alguna guarnición del país para iniciar su adiestramiento como reclutas de la Infantería de Marina.Sin exagerar, tenían unas caras de miedo que daban miedo. Y yo también lo tendría (más como padre), sobre todo después de ver el video https://www.youtube.com/watch?v=WGv4OGsnFrQ en el que se ve el maltrato de que son objeto infantes miembros de ese institución por parte de un puñado de salvajes que posan de instructores.Esperamos que las investigaciones penal y disciplinaria abiertas de las que son objeto dos oficiales y tres suboficiales por los hechos que evidencia la grabación tengan prontos resultados y que los responsables sean castigados, mínimo, con la destitución o el llamado a calificar servicios, lo que sea, porque ni ellos representan a esta sociedad ni mucho menos merecen la confianza para portar un uniforme que representa la ley y la autoridad. Sin embargo quedan algunas inquietudes, que surgen no solo de ver el video sino de las mismas explicaciones de los altos mandos sobre lo que sucedió allí. Comencemos por estas últimas. Dice el comandante de la Primera Brigada de Infantería de Marina, coronel Luis Jorge Gómez Gómez: “No sé cuándo ocurrieron los hechos, pero no son recientes, y por ello ya la institución había tomado acciones y hay un proceso penal abierto. Me sorprendió el video porque nosotros dentro de la Infantería de Marina no manejamos este tipo de entrenamientos”.Preguntas: 1- ¿El hecho de que no sean recientes le resta gravedad a lo sucedido? 2- ¿Los cinco miembros de la institución que ahora son objeto de investigación abierta por el video revelado en estos días, son diferentes a quienes están involucrados en el caso penal abierto del que habla el coronel Gómez? Si son diferentes, estamos hablando entonces no solo de un caso sino, mínimo, de dos. Y si es el mismo asunto, estaríamos ante algo muy extraño: hay un proceso penal en el que están vinculadas personas que, muy a pesar de esos indicios, siguen en la Armada Nacional. 3- ¿Hasta qué punto la línea de mando sabe cómo se adelanta la instrucción de sus soldados para manifestarse ahora “sorprendidos” por lo que llaman “comportamiento aislado de algunos”? Mejor dicho, ¿cuál es su verdadero contacto con la realidad de esos hombres que son quienes, al final, ponen el pecho?Y no puedo terminar con lanzar una pregunta al viento: ¿El tipo este que vemos con uniforme militar, sombrero de campaña y la bandera de Colombia en el antebrazo, ese mismo que golpea con un bastón y se encarniza con estos muchachos inermes, amarrados y vendados, al mejor estilo de los campos de concentración de la Alemania nazi o de la guerrilla, llegará en las noches a su casa a abrazar a sus hijos y a su mujer? ¿Qué cara les pondrá?Sobrero: No tuve la oportunidad de decirle a Nicanor Restrepo que es un ejemplo para todos los colombianos en esta escuela tan difícil que es la vida. Pero nunca es tarde. Como no es tarde leer sus consejos para ser un buen jubilado http://www.las2orillas.co/consejos-para-ser-buen-jubilado/#. Hasta siempre al humanista, y al Maestro de la paz y de la reconciliación.

VER COMENTARIOS
Columnistas