¿Va mal la economía?

Agosto 27, 2012 - 12:00 a.m. Por: Rudolf Hommes

Generalmente cuando cambian al Ministro de Hacienda en forma sorprendente, lo que pregunta la gente es si la economía va mal. Yo mismo me pregunté qué pudo haber pasado, cuando escuché al Presidente en el radio, presentando a Mauricio Cárdenas como reemplazo de Juan Carlos Echeverry el jueves en la tarde. Sin saber que estaba en uno de esos programas en los que les imitan la voz a los personajes y no dicen que lo están haciendo, me asombró oír a alguien que hablaba como Echeverry decir que lo habían sacado “por bueno”. Pensé no le quedaba bien ser tan desprevenido, antes de que me diera cuenta de que lo estaban suplantando. Todavía no saben imitar a Mauricio Cárdenas en ese programa, porque si hubieran sabido hacerlo lo hubieran puesto a responder que a él también lo nombran “por bueno”.La verdad es que tanto con el Ministro saliente como con el entrante son buenos economistas, expertos, destacados en el mundo académico y conocedores de su oficio. Lo que se ha dicho es que Echeverry se va porque quiere, no porque tenga problema con el Presidente o con el Banco de la República, aunque parece haber algún desacuerdo en el manejo cambiario. En esos casos, con el Presidente metido en medio, lo que sucede es que se toman medidas innecesarias que ponen a la gente nerviosa sobre la estabilidad de las políticas y les brindan a los vivos oportunidades doradas para enriquecerse a costa del Estado. El ministro Cárdenas entra al final de un período muy venturoso durante el cual casi todo ha operado a favor de la economía colombiana. Existe la percepción de que de ahora en adelante no va a ser tan fácil el manejo económico, pero la economía no va mal en términos de crecimiento económico, a pesar de los resultados de los sectores productivos. El DNP trabaja con una proyección de crecimiento de la economía en 2012 de 4,2 por ciento en promedio, en un rango que va de 3,9 a 4,5 por ciento. Esto no es malo si se tiene en cuenta lo que sucede en el resto del mundo y que en el segundo trimestre de este año la economía creció solamente 3,2 por ciento. Los sectores que más crecerán serán explotación de minas y canteras, servicios financieros, gobierno, transporte y comunicaciones, la mayoría de ellos no transables. Pero los sectores productivos, industria y agricultura, no arrancan. La crisis europea y la lentísima recuperación de los Estados Unidos no auguran que del sector externo provenga un mayor dinamismo. El problema del menor crecimiento de las exportaciones está más ligado a factores de demanda externa que a la tasa de cambio. El sector industrial sigue afectado por la crisis de Europa y el bajo crecimiento de Estados Unidos. Los técnicos del Gobierno dicen que el Ministerio de Agricultura es un ministerio de reparación y política social y no de producción. Nadie hace algo para que la altillanura principie a convertirse en una realidad. También dicen que el comercio no arranca “por el susto que le metió el Gobierno a los consumidores” y porque el Banco de la República baja las tasas de interés con gotero. Y el sector de minas que es el que está halando, se está paralizando por el mal ambiente que le han creado y porque en el Gobierno se mueren del susto de tomar decisiones. Deberían nombrar a la Contralora en el ministerio que dejó vacante Mauricio Cárdenas a ver si, con la gana de cogobernar que tiene, toma las decisiones que le ayudarían a la economía a pasar la crisis.

VER COMENTARIOS
Columnistas