Un caso muy interesante

Un caso muy interesante

Noviembre 30, 2013 - 12:00 a.m. Por: Ricardo Villaveces

Reseñaban por estos días los medios de comunicación la apertura de la primera tienda Juan Valdez en Kwait y también se anuncia la llegada de Starbucks al país. Construir el negocio de Juan Valdez no era un reto fácil pues adaptar el modelo de negocio a Colombia suponía retos y, más aún, pretender salir al mercado internacional con él. El proceso de aprendizaje ha sido largo y en algunos casos doloroso pero hoy, después de diez años, el proyecto no solo es una realidad y es rentable, sino que ha madurado y muestra perspectivas verdaderamente interesantes.A aquellos que creen “descubrir el agua tibia” cuando opinan que Colombia lo que tiene que hacer es agregar valor a su producto más tradicional hay que recordarles que eso se viene haciendo desde hace tiempo y que estos procesos son lentos y no exentos de dificultades. Lo relevante es que lo que fue una idea en la cabeza de Gabriel Silva como gerente de la Federación hace diez años es hoy una empresa con presencia en diez países y con un programa de desarrollo que le permitirá llegar a más de quince en 2014. Hoy con 245 tiendas de las cuales 73 se encuentran en el exterior ya se puede hablar con propiedad de que se trata de una empresa insertada en la globalización. Pero, además, el proceso es especialmente llamativo por que no se trata solo de tiendas en los países vecinos sino que el fuerte del desarrollo para los próximos años se plantea es en el Asia que, como bien se sabe, es el continente con la mayor dinámica económica. En Corea, por ejemplo, se proyectan ya más de 150 tiendas para los próximos años y el año entrante se abre la primera tienda en Kuala Lumpur y otra en los Emiratos Arabes, por solo mencionar algunos casos. En el vecindario también las cosas marchan. En Ecuador, por ejemplo, ya funcionan 28 tiendas y se espera que el crecimiento continúe y en México, donde ya operan 5 tiendas, los proyectos apuntan a más de 50 tiendas en poco tiempo. Ese gran crecimiento es factible porque después de un largo litigio con un oportunista por el uso de la marca se pudo poner en marcha, finalmente, el modelo de franquicias lo que permite este gran desarrollo sin mayores exigencias de capital. Lo que si se requiere es capital humano muy competente para asegurar el abastecimiento de las tiendas y el mantenimiento de los estándares que se desarrollaron en Colombia de manera sostenida y con eso se cuenta en el país. Pero, además, el nivel de servicio de los operarios colombianos es admirado por los consumidores en todos los países y se comienzan a abrir oportunidades para muchachos expertos en los temas del barismo y el buen servicio. La tienda de Kwait, por ejemplo, está hoy atendida por ocho colombianos.Starbucks llegará a Colombia muy pronto y se va a encontrar no solo con un Juan Valdez preparado para recibirlo, sino que está entrando con éxito en países en los que ellos vienen haciendo presencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas