Los paisas

Los paisas

Marzo 08, 2014 - 12:00 a.m. Por: Ricardo Villaveces

Los paisas son, sin duda, un caso muy particular en el contexto de la sociedad colombiana. Han tenido épocas oscuras y personajes funestos que todos quisiéramos olvidar. Afortunadamente, siempre han tenido la capacidad de superar los problemas y dar esos saltos cualitativos que tanto han contribuido al desarrollo nacional. Si uno mira las cifras seguramente Bogotá es hoy la capital industrial del país y Barranquilla toma cada día mas importancia, pero cómo se podría negar lo que le deben al impulso original de Antioquia. Señalar caminos y dar ejemplo es algo muy importante cuando son positivos y constructivos, así como pueden ser de perjudiciales cuando van en la dirección errada. Basta pensar en Bogotá que se había convertido en modelo a seguir del desarrollo urbano y hoy lo es del caos y la incompetencia para entender lo importante que es identificar los modelos a seguir y aquellos que se deben evitar. Nadie podría estar en desacuerdo que si hay algún tema prioritario para superar los obstáculos del desarrollo y la pobreza es la educación y que es un factor común en todos los casos de éxito. Por eso es tan importante que una región haya escogido este tema como su norte al plantear la meta de “Antioquia la mas educada”. Una pregunta que surge es la de que está ocurriendo en el caso de los niveles de educación mas calificada que, al fin y al cabo, serían el motor de procesos mucho mas ambiciosos.Pues bien, es mucho lo que está ocurriendo y lo que tienen para enseñar al país y menciono solo dos casos para ilustrar el tema. La Universidad de Antioquia con su SIU (Sede de investigación universitaria) y Eafit con sus múltiples instalaciones son, sin duda, un ejemplo a seguir.En el primer caso no solo por los importantes trabajos que adelantan mas de mil investigadores entre profesores, científicos y estudiantes en cerca de cuarenta grupos de excelencia de Colciencias, sino por que demuestran que la universidad pública puede operar como las mejores. Pensar en la sede de la Universidad Nacional de Bogotá cayéndose a pedazos y visitar una sede de esas dimensiones donde todo funciona bien y su mantenimiento es como el de cualquier universidad privada de primer nivel muestra que tienen mucho que enseñar. En Eafit, por el otro lado, es impresionante no solo muchas de las instalaciones físicas que están a la altura del “estado del arte”, sino que transmite el sentimiento de una universidad insertada en el conocimiento global y con una gran interacción con el sector productivo. No es solo el caso de Argos que construye un edificio de estándares internacionales para desarrollar investigación en tecnología para el uso del concreto, sino el enfoque global que se percibe de los estudiantes vinculando sus trabajos a las aplicaciones concretas y a las necesidades del mundo real como ocurre en tantas universidades de primer nivel en el mundo.Felicitaciones pues a los paisas por todo lo que están logrando y una recomendación a las demás regiones para que visiten Antioquia pues hay mucho para aprender.ricavip@gmail.com

VER COMENTARIOS
Columnistas