Grandes incertidumbres

opinion: Grandes incertidumbres

No siempre es fácil apreciar con perspectiva lo que ocurre en el...

Grandes incertidumbres

Enero 14, 2012 - 12:00 a.m. Por: Ricardo Villaveces

No siempre es fácil apreciar con perspectiva lo que ocurre en el entorno global. La historiadora Diana Uribe por estos días se refería a este tipo de situaciones y afirmaba que estamos viviendo épocas análogas a las que se pudieron vivir en años como 1968 ó 1989, cuando se dieron hechos de gran trascendencia en la historia de la humanidad. Estos planteamientos lo hacen a uno pensar que si se traslada a lo que se vivía en esos años, pocos entendían plenamente la dimensión histórica de lo que estaba ocurriendo. La cotidianidad, sin duda, hace siempre más difícil tener la objetividad y la perspectiva deseables para entender los cambios globales.El tiempo nos dirá si fueron tan profundas las transformaciones que se viven pero, sin duda, introducen una gran incertidumbre. Pensar que casi cuatro años después del colapso de Lehman Brothers las economías de los países desarrollados todavía no encuentran una salida a sus afugias y, por el contrario, modelos tan ambiciosos como el europeo, ven en serio peligro lo que consideraban uno de sus grandes logros como es el caso del euro. En Estados Unidos, si no fuera por la pérdida de rumbo en que anda el Partido Republicano, la reelección de Obama no tendría ninguna posibilidad. Hoy es probable, pero resulta muy preocupante la polarización creciente, y sorprenden los temas que despiertan no sólo apoyo, sino verdaderas pasiones por cuenta de movimientos radicales como el llamado Tea Party.El crecimiento de estos grupos, sumado a los movimientos xenófobos tanto en algunos Estados americanos como en Europa y al fortalecimiento de los partidos de derecha, ponen en evidencia los conflictos que se pueden dar; sobre todo cuando los grandes grupos de población afectados por la crisis han encontrado en la protesta social una forma cada vez más común de expresión. No es casual que importantes medios declararan al manifestante como el Personaje del 2011. Cuando estas protestas reflejan desesperanza y el convencimiento de que el futuro será peor si no hay cambios y, además, ven ejemplos como el de los países árabes, donde se han producido modificaciones sustanciales aún en países con larga tradición de gobiernos autoritarios, la evolución de estos movimientos se vuelve aún más incierta. Se puede estar incubando el germen de serios enfrentamientos con grupos empeñados en mantener el estatuquo. Las elecciones en los diferentes países han producido cambios importantes y despiertan muchos interrogantes por lo que puede ocurrir en países como Venezuela de tanta importancia para Colombia.Cambios en las direcciones en los flujos de capital, más volatilidad en los mercados y realineamientos en lo comercial, pueden ser el pan de cada día en los días por venir. Cuál será el resultado de estos y otros cambios está por verse, pero lo que sí parece un hecho es que estamos en tiempos de grandes cambios y eso para Colombia puede suponer grandes oportunidades pero también grandes riesgos. Afortunadamente, tenemos un timonel con grandes fortalezas en lo internacional, lo que puede resultar determinante para lograr un manejo acertado en tiempos tan complejos.

VER COMENTARIOS
Columnistas