Enseñanzas del Brexit

Enseñanzas del Brexit

Julio 09, 2016 - 12:00 a.m. Por: Ricardo Villaveces

El mundo no sale de su asombro por los resultados de la votación sobre el denominado Brexit. Si bien se veía que la intención de voto a favor de retirarse de la Unión Europea iba en ascenso, aquellos que entendían las consecuencias de una situación de este tipo seguro pensaban que al final la sensatez iba a primar y no se lanzarían al vacío sin tener un plan alternativo en esa eventualidad. Hoy, los desafíos de la Gran Bretaña son enormes y todo parece indicar que no solo no había un plan para afrontar esa alternativa sino que a duras penas están empezando a entender las consecuencias. Como decía Felipe González recientemente: “Parecería que Cameron decidió incendiar la casa para salvar las sillas”. Dificultades en la política interna lo llevaron a asumir un riesgo que, al parecer, no supo calcular.La que ha sido la capital financiera de Europa, Londres, ve seriamente amenazada su posición pues son varias las ciudades del continente que buscan atraer a las grandes empresas de este sector. La moneda se debilita, el valor de las empresas cae. Los jóvenes ven frustradas sus posibilidades de trabajar en el resto de Europa y el comercio británico se ve amenazado por las probables barreras arancelarias que tendrá que enfrentar. Las fuerzas separatistas de Escocia vuelven a tomar fuerza y, en fin, son innumerables los problemas que los británicos tendrán que afrontar en el nuevo escenario.Como lo explican los analistas, los viejos y sobre todo la ignorancia, definieron el resultado. Se ha visto que una gran proporción de la población no entendía o no sabía por qué votaban. En un mundo mediático donde hay poco análisis las frases del político de turno, y en muchos casos las mentiras, se aceptaron ingenuamente por personas que añoraban el ‘Estado de Bienestar’ del que se habían beneficiado en su juventud y que de manera ligera atribuían su desaparición al ingreso a la Unión Europea. Incluso con el tema de las migraciones olvidaban por completo que el grueso de los inmigrantes que han llegado vienen es de sus excolonias y son el resultado del llamado Commonwealth antes que de las políticas europeas.Situaciones como esta son las que ponen de presente el reto que tiene el Gobierno Nacional por hacer un inmenso esfuerzo pedagógico para explicar por qué se va a votar en el plebiscito que debe refrendar o rechazar los acuerdos que se logren en La Habana. No puede ser posible que quienes lleguen a la votación solo tengan como elementos de juicio los 140 caracteres de un Twitter o un titular escandaloso, o una mentira descarada de quienes se oponen. Es patético oír a personas que deberían estar informadas opinando categóricamente sin haber dedicado un momento a educarse sobre el tema haciendo evidente su ignorancia pero induciendo seguramente a que se vote en uno o en otro sentido de manera irresponsable. Los líderes del mundo no pueden estar todos locos apoyando un proceso como el colombiano. Pero es importante que lo que se vote sea con entendimiento y no sólo con emociones.

VER COMENTARIOS
Columnistas