En la clase media

Enero 29, 2011 - 12:00 a.m. Por: Ricardo Villaveces

La clase media siempre termina en esa difícil situación de no contar con los recursos suficientes para hacer lo que quisiera, o para tener el nivel de vida que desearía, pero sí debe esforzarse y pasar dificultades para no seguir rezagándose frente a los más privilegiados. A su vez, tiene demasiados recursos para poder beneficiarse de los programas de ayuda y beneficios que hay para los más pobres. Algo parecido es lo que le sucede a Colombia que se encuentra en esa categoría de los países de ingreso medio, con muchas posibilidades y con un interesante tamaño, pero aún con inmensas necesidades y sin mayores posibilidades de encontrar ayuda en el escenario internacional para superar muchas de las falencias. No es sino mirar lo que está ocurriendo con el caso de la emergencia invernal para ver que, una vez más, nos estamos quedando solos y somos nosotros los que debemos hacer la totalidad del esfuerzo. Es cierto que entidades como el BID están ayudando dentro de sus posibilidades, pero no es menos cierto que la mayor parte de esas ayudas son por la vía del crédito. Por lo que toca a nuestros famosos aliados y socios comerciales, las ayudas, al menos hasta ahora, son apenas simbólicas. Como decía al principio, mucho de esto tiene que ver con el tamaño que tiene nuestra economía, pero también es cierto que juega en esta situación el aislamiento al que hemos estado sometidos por tantos años y el posicionamiento que hemos tenido de ‘país problema’ que aparece en la agenda internacional por cuenta de la droga, el secuestro, los Derechos Humanos o la violencia, etc. Hay que entender entonces que así no será fácil encontrar receptividad para los temas de Colombia y siempre nuestros temas se analizarán en el contexto de nuestros problemas. Por ello, entre otros, es que resulta tan importante el cambio que el presidente Santos viene haciendo a nuestra agenda internacional. Darle a la relación con EE.UU. su justa proporción, tener relaciones que nos permitan la convivencia con nuestros vecinos, entre otros, pero, sobre todo, ubicarnos en el contexto de la agenda internacional, son cambios muy importantes para impulsar el salto que se requiere para salir de la sufrida clase media. La admisión en la Oecd, el ingreso a Mercosur, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la llegada de más inversión son elementos de gran ayuda. Pero, además, es esencial que se nos ubique en el contexto de los temas de la agenda global. Biodiversidad, cambio climático, energía, alimentos, recursos naturales, propiedad intelectual etc. Y Colombia tiene mucho que decir en todos estos temas. Tenemos que entender que a Colombia no se le va a ver como un país pobre que requiere de la caridad. En cambio, sí tiene una oportunidad interesante para jugar un papel de liderazgo no sólo regional, sino incluso global en algunos temas. Así tampoco recibiremos donaciones, pero vamos a abrir oportunidades de progreso que es, al fin y al cabo, lo que de verdad necesitamos.

VER COMENTARIOS
Columnistas