Amenazas y oportunidades

Amenazas y oportunidades

Junio 02, 2012 - 12:00 a.m. Por: Ricardo Villaveces

Muy difícil comprender la insensatez de quienes deberían estar dando ejemplo en relación con el manejo económico y que tantas veces pontificaron sobre lo que deberíamos hacer en Latinoamérica. Que después de haber sido una debacle tan anunciada sigamos sin ver una salida clara de este embrollo resulta incomprensible. Por la época de la caída de Lehman Brothers ya se anticipaba el problema que se estaba gestando en Europa y diversos analistas hablaban de la vulnerabilidad de esas economías y, en particular, de sus sectores financieros. La fragilidad del llamado ‘milagro español’, por sólo mencionar un ejemplo, ya era objeto de muchos artículos y consideraciones. Pues bien, eso ocurría hace ya más de cuatro años y no sólo no se han encontrado soluciones definitivas sino que, muy probablemente, falta mucho camino por andar. La rigidez de la señora Merkel puede tener justificación académica pero se le olvida que son millones los que se verían seriamente afectados de seguir de manera indefinida ‘apretando el cinturón’. Por ello es hora de que se encuentren caminos más viables, no sólo en lo económico sino en lo político y en lo social para que las medidas se adopten y Europa no ponga en riesgo la unidad que construyó después de las duras experiencias de las guerras del siglo pasado. Ahora vienen eventos que irán definiendo el entorno en que se moverán estos países y, en buena medida, cuáles serán las condiciones económicas globales del futuro cercano. El 17 de junio se sabrá cuál es el camino que escogerá Grecia y si tendrá una mejor idea sobre la viabilidad del euro. Luego seguirán las definiciones sobre España que ya tiene a su sector financiero haciendo agua y Hollande en Francia tendrá su prueba de fuego como nuevo mandatario en el entorno europeo.En una situación tan compleja los Estados Unidos deberían estar liderando múltiples iniciativas, pero es bastante obvio que Obama no tiene hoy la fuerza para ello y su tarea inmediata es lograr una reelección que hoy despierta muchas dudas. China, por su parte, reduce su ritmo de crecimiento y eso tendrá importantes consecuencias.Con todo esto nuestra región aprendió valiosas lecciones de las crisis anteriores y, aunque sufrirá los resultados de todos estos problemas, se encuentra bastante preparada para salir airosa de la tormenta. El verdadero reto para estos países y en particular para Colombia es neutralizar las amenazas e identificar las oportunidades que, seguramente, se van a presentar y aprovecharlas plenamente. Como pocas veces se van a abrir espacios y se van a crear nichos con gran potencial. Lo que resulta importante es entender que la lectura no puede ser con los anteojos del pasado sino con los de los tiempos por venir. Nuestro país ha cambiado, nos hemos ido internacionalizando más rápidamente de lo que nosotros mismos nos damos cuenta y la tecnología, las costumbres, las relaciones y las culturas han cambiado. Ese nuevo escenario es el que debemos ser capaces de leer y de aprovechar al máximo. Ojalá no vayamos a desperdiciar la oportunidad que se nos puede presentar.

VER COMENTARIOS
Columnistas