“Ustedes me entienden”

Octubre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

“Tenemos que ganar las elecciones como sea… Ustedes me entienden”. Con notable descaro el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió en un programa de televisión en Caracas utilizar toda suerte de acciones -incluidas las más punibles- para triunfar en la elección del nuevo Congreso, el 6 de diciembre. El discutido personaje, hizo una invocación al delito contra el sufragio transparente. Sin el menor rubor y con desvergüenza digna de un delincuente. ¡Claro que todos entendimos de que se trata! El jefe del Estado venezolano, con un visible poder y una nube de partidarios suyos incrustados en el gobierno, anunció garrote, persecución, intimidación, violencia, gobierno parcializado, a quienes no hacen parte de su equivoca comparsa. Sorprende, si, que hubiera destapado sus agresivas intenciones de burlar la intención de voto de sus compatriotas. Que le permitiría cumplir su obsesiva aspiración de mantenerse en el poder hasta que se fatigue de ejercerlo. Más claro: Maduro tiene alma de dictador y -con hábil talento de malabarista electoral- decidió llegar de nuevo al mando en la próxima elección con votos obtenidos por oscuros medios. O como resultado de un largo trabajo para crear aparato opresivo para aplastar adversarios.Importa mucho lo que ocurra en Venezuela. No solo por razones de vecindad. El mantenimiento de la democracia aquí y allá, debe ser propósito conjunto. Si para desgracia de su gente -y de América Latina- Venezuela padeciera una dictadura, la repercusión negativa, peligrosa, inmediata, se haría sentir en Colombia. Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para evitar que caiga en ese laberinto. En Latinoamérica ya no es admisible la vigencia de dictaduras que se volvieron anacrónicas, a más de ladronas y lesivas de la tradición democrática. Por supuesto nadie está pidiendo una intervención directa en los problemas internos de esa nación. Pero lo que no es admisible, es abandonar a su suerte a la mayoría democrática para que los devore el tiburón clientelista. El “como sea” incluye las peores acciones de violencia. dirigentes demócratas con respetable hoja de vida al servicio de la democracia, han prevenido sobre el riesgo de la incierta situación política y social -la inflación según el propio Maduro llegó a un 78 por ciento- que puede terminar en una dictadura. La democracia se convirtió en regla de oro del planeta. Y nada sería más peligroso que su liquidación en nación tan cercana e importante.

VER COMENTARIOS
Columnistas