Notable tarea diplomática

Notable tarea diplomática

Julio 20, 2010 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

Se tiene la idea de que los diplomáticos son seres privilegiados, ociosos y bien pagados, que llegan al cargo en pago de servicios políticos. Algo parcialmente cierto. La diplomacia –cuando se practica de verdad– es la manera más efectiva y pacífica de resolver los problemas entre las naciones por la vía de la negociación.Sustituir el enfrentamiento armado por la eficacia del diálogo es una conquista mayor en la historia de la humanidad. En tiempos no tan lejanos las controversias entre naciones se resolvían con un alto costo de muerte y destrucción. La guerra es un negocio para los vendedores de armas y un instrumento letal al que se recurre con nefasta frecuencia en los conflictos entre países o regiones. Después de esa larga y funesta etapa, la humanidad entendió que era conveniente sustituir el imperio de las armas por las conversaciones directas. Surgieron así las Naciones Unidas, ONU, que han cumplido su tarea con notables altibajos y se han mantenido como el medio más eficaz para la paz.Las embajadas son el camino pacífico que tienen las naciones para dirimir los desacuerdos de manera racional y pacífica. Desconocer su papel conciliatorio y su importancia política es hacerle el juego a la barbarie y a la salida violenta para eliminar conflictos que afectan la paz.Un buen embajador presta un gran servicio a su país. Es el caso de Francisco José Lloreda Mera, quien lleva la representación de Colombia en La Haya –Países Bajos–. Una agencia diplomática de primer nivel donde se manejan asuntos claves que escapan a la rutina de otras embajadas, donde el papel del embajador es ir a cocteles, recepciones aburridas y dictar una que otra conferencia sobre su país.El embajador Lloreda Mera cumplió dos años como embajador en el Reino de los Países Bajos. Su espléndida tarea ha tenido tres objetivos, el político bilateral, enfocado a afianzar el entendimiento y respaldo en Holanda a las políticas del Gobierno; el legal multilateral, centrado en la representación y defensa de los intereses nacionales en los tribunales y organizaciones con sede en La Haya, y el de agenda ampliada, referido a la gestión comercial, cultural, de turismo y cooperación. Todos ellos de la mayor importancia para Colombia. La tarea del embajador Lloreda ha dejado huella positiva en beneficio de nuestra Nación.

VER COMENTARIOS
Columnistas