Más cerca de Europa

Más cerca de Europa

Abril 19, 2011 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

Las cifras no mienten. La economía colombiana está en crecimiento. El presidente Santos informó desde Europa que para este año “la economía estará por encima del cinco por ciento”. Una muy buena cifra en el concierto de América Latina. Que confirma algo que el país siente, palpa: hay un gobierno eficaz que no se dedica únicamente a la situación de violencia interna, sino que afronta otra violencia: la que se crea por el subdesarrollo y la injusticia social.Santos conoce bien los problemas básicos y se ha rodeado de un equipo ministerial de primera línea. A quienes deja actuar. A la inversa de algunos de sus predecesores. Tiene ganas de pasar a la historia y una notable capacidad de trabajo. Eso se refleja en la dinámica de la Nación y la necesidad de darle un nuevo sitio en América Latina y la comunidad internacional. Ha comenzado a enterrarse la idea que Colombia no tiene futuro, ni redención, por efectos del narcotráfico y la violencia. La tarea del Gobierno contribuye a demostrar lo contrario. Sí hay remedio para desgracias tan extremas. Y el presidente Santos así lo piensa. Una cosa es echarse mentiras sobre la cruda realidad y, otra, reconocer que hay cambios perceptibles en esa situación que tanto daño le hace a la Nación. En eso tiene mucho que ver Santos. Que en el corto tiempo de su mandato ha mostrado que tiene dos cualidades: autoridad democrática y eficacia.La posición internacional sufrió el embate del narcotráfico. La idea absurda de atribuir al país la máxima responsabilidad de un delito que se regó por el planeta. Lo propio ocurrió con la guerrilla: prosperó la idea que terminaría apoderada de medio país. La diplomacia directa de Santos ha dado resultados. Mejoró la relación con el presidente Correa; con el inquieto Ortega y su apetito por San Andrés y Providencia; y con el mandamás del bloque, el presidente Chávez, nuestro vecino ‘Socialista del Siglo XXI’. Funcionó el encuentro directo de los mandatarios.Santos no se ha limitado al problema de la violencia interna, o los tentáculos del narcotráfico. Su gira por Europa tuvo el propósito de aumentar la inversión extranjera en una nación que tanto la necesita. El saldo de su gira es positivo. Vendrán empresarios españoles y alemanes y de otras naciones europeas. El Presidente no fue de turista: fue a trabajar, con resultados visibles.

VER COMENTARIOS
Columnistas