Las aspiraciones de Chávez

opinion: Las aspiraciones de Chávez

¿Cuántos discursos han hecho los presidentes de América Latina sobre la integración...

Las aspiraciones de Chávez

Diciembre 13, 2011 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

¿Cuántos discursos han hecho los presidentes de América Latina sobre la integración del Continente? Centenares. ¿Y qué se ha hecho en concreto para que el vital asunto pase de la retórica a la práctica? Muy poco o nada. A la raquítica OEA le salió un competidor: la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac). Que nació en Caracas bajo el patrocinio del presidente venezolano, Hugo Chávez Frías. Según sus fundadores el nuevo organismo buscará “la integración política, económica y social, de América Latina”. Surge la primera pregunta: ¿La OEA y Celac van a complementarse o a competir? El manejo de la flamante organización regional -todo lo indica- estará en las manos de Chávez y será un instrumento en su vieja disputa con Estados Unidos. La confrontación del venezolano con el presidente Santos -el mejor amigo de EE.UU., en la región- debe evitarse por todos los medios.La Celac terminará por convertirse en una agencia política de Chávez y sus aliados. El Presidente vecino no esconde su voraz apetito candillista. Quiere ser líder de América del Sur. Tiene a la mano el millonario ingreso que le llega a Venezuela por el océano de petróleo, el ‘oro negro’, que llega a los países con los cuales ha formado una alianza que no es tan insignificante como algunos piensan. Fluyen, así, los préstamos y las ayudas especiales. Con la plata en la mano y el petróleo en millones de barriles, el proselitismo del papá del ‘Socialismo del Siglo XXI’ resulta muy eficaz.Estados Unidos conoce de sobra las actividades de Chávez y trabaja en la mayor reserva para neutralizarlo. Esa pugna tiene ribetes muy peligrosos para la región y -en especial- para Colombia. Nadie ignora los problemas entre las naciones y la particular irritación que la produce al vecino la estrecha relación nuestra con Norteamérica.El presidente Santos -que sabe dónde ponen las garzas- ha practicado con Chávez una inteligente política de buen trato que evite roces que tanto daño hicieron en el pasado. Lo grave sería que el desacuerdo con Estados Unidos progresara hasta niveles impensables. La situación de Colombia en ese nefasto evento sería en extremo complicada. Hay que suponer que no se llegará a ese extremo y los norteamericanos y el mandatario venezolano mantengan –al menos- sus diferencias en el nivel actual. Mucho me temo que la Celac -inspirada, financiada y promocionada por Chávez- no sea más que una entidad al servicio de los intereses del Presidente venezolano que vuela alto en su afán por el liderazgo de esta parte del planeta.

VER COMENTARIOS
Columnistas