India y el subdesarrollo

India y el subdesarrollo

Marzo 04, 2014 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

En los tiempos en que India coronó su agitado proceso por la independencia, su registro social era uno de los más bajos del mundo. Bastante desconocida, la imagen que se tenía de esa nación era la de una inmensa población que enfrentaba un conflicto social de grandes proporciones: pobreza; ‘intocables’ (una casta de miserables en el más bajo nivel); un ingreso por persona que era uno de los más pobres en el planeta; altísima desocupación; millones que no sabían leer ni escribir. Castas, extremadamente opulentas y millones en la pobreza absoluta; desigualdad que se traducía en el excluyente sistema de privilegiados que se devoraban la riqueza. La India luchó contra Inglaterra. Venció el colonialismo que la azotó -y explotó- por largo tiempo, hasta obtener su independencia en 1947 y llevar el gobierno a un líder clave, Jawaharlal Nehru.Al lado de Gandhi, padre de la libertad, logró estabilizar la nación, conjuró rivalidades políticas que amenazaban destruir la unidad nacional y enfrentó el problema de avanzar a la modernidad.De India se conoce poco en América Latina. Europa, por el contrario, aumentó sus relaciones con la flamante nación y logró productivos intercambios y negocios. Le suministró tecnología de alto nivel y estimuló el camino democrático del país. Logró lo que parecía imposible: el crecimiento de su inmensa franja rural. Hizo de la exportación de sus productos el renglón básico para su desarrollo.En lo político, es influyente en alto grado en Asia y un factor de gran importancia en el proceso democrático universal. Superó etapas de inestabilidad y mantiene un gobierno serio, que cuenta en el mapa de Naciones Unidas. Al lado de EE.UU. y Europa, hace parte de la trilogía de los grandes de la libertad.India ha dado una gran lección al demostrar que una nación del Tercer Mundo puede -en un esfuerzo de unidad de su pueblo- superar su fatídico atraso. India hizo esa gesta que despertó admiración y fue enseñanza para salir de la pobreza. Venció obstáculos magnos; evitó caer en el comunismo; realizó acuerdos políticos y económicos con Occidente; capturó tecnología; y trabajó arduo hasta convertirse en una nación de alto rango que goza de respeto universal y es un ejemplo para América Latina. Y algo muy importante: acabó con la teoría que los países pobres están condenados, de por vida, a la miseria.

VER COMENTARIOS
Columnistas