Estrategias para la reelección

Estrategias para la reelección

Noviembre 26, 2013 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

¿Qué pasará con la reelección del presidente Santos? No será fácil el inicio de su campaña notificando que ha gastado años en planear, financiar y efectuar grandes obras que -¡milagro!- se verán resplandecientes en el último año de su gobierno. Hay que suponer que si eso ocurre (la duda es el principio de la sabiduría) le servirá muchísimo para obtener votos para una eventual reelección. Pero si eso no pasa y las tijeras del Palacio no funcionan para cortar las cintas de las prometidas obras, la estrategia se devolverá contra su propósito de gobernar por otros cuatro años. Es arma de doble filo que puede dar mucho o quitar todo.No acabo de explicarme la pérdida de apoyo al Presidente. Parecía estar destinado a pasar a la historia como ocurrió con “mi tío Eduardo” (Eduardo Santos) pero -como van las cosas- esto está en veremos. Como él mismo lo ha dicho: “Lo mío es la paz”. Las palabras matan el amor como matan cualquier cosa. Juan Manuel se comprometió con la Nación entera a obtener la pacificación. El bien supremo que el país entero -agobiado por la violencia y el crimen- quiere en el menor tiempo posible. No tengo duda de la sinceridad del Presidente y su esfuerzo para lograr ese objetivo. Pero no es claro si la estrategia utilizada para lograrlo es correcta. El caso es que si la paz le funciona al final de sus cuatros años, otros cuatro más lo esperan -sin duda- en el despacho presidencial. Pero si no lo logra -y Dios quiera que esto no ocurra- Santos deberá instalar su estudio de expresidentes para recibir exministros, lagartos, subordinados políticos, periodistas si noticias y corresponsales extranjeros, en esa condición. Y disparar una que otra crítica al gobierno del sucesor.Dudar que Juan Manuel aspiraba a la reelección es una ingenuidad. Ese es un apetitoso bocado político que ninguno desdeña. No le han aparecido rivales de consideración y -según sus íntimos- dirigentes de variado espectro, distintos a los de su partido, se inclinan por su alternativa. El Presidente trabaja con cuidado por 4 años más. Está en su derecho. La reelección no está prohibida. Pero tampoco asegurada. Todavía falta la instancia final de la elección presidencial. Con Santos en el debate todo puede ocurrir. Según analistas de variado espectro político, un 50% quiere la reelección, y otro 50%, es enemigo de ella. Cualquier vaticinio es aventurado. Es mejor esperar que el constituyente primario, decida.

VER COMENTARIOS
Columnistas