Economía y violencia

Economía y violencia

Septiembre 26, 2011 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

El orden público padece dificultades -como siempre- pero la economía va bien. El Fondo Monetario Internacional (FMI) aumentó al 4,9% la proyección de Colombia para el próximo 2011. Esa es una cifra magnífica en el concierto de los países de América del Sur. Estamos en un nivel que nos acerca a Chile: el gran corredor de la región.¡Flaco consuelo! Nos seguimos matando. Pero ha mermado el número de personas en pobreza y en pobreza absoluta.Este país está lleno de contrastes. Bala, por allí y progreso, por acá. Corrupción en organismos del Estado; y un Presidente íntegro, honesto. Que tiene entre sus prioridades acabar con ella y devolver la decencia a una Nación, marcada con el estigma del comercio ilícito de drogas.Colombia puede lograr un buen desarrollo. No sólo por el petróleo, el carbón, el café, las flores y otros productos, sino por la capacidad de los industriales colombianos para hacer alianzas con sus homólogos extranjeros y crear -en el país- organizaciones que estimulan la producción y las exportaciones. Esa capacidad es tan valiosa como los productos que se venden a otras naciones. No sólo es tener renglones exportables: es saberlos vender. En eso, el colombiano es un verdadero experto.Ignoro qué santo está de nuestro lado. Pero esta Nación no se ha desplomado a pesar de todas las desgracias que se han volcado contra ella. Nuestros compatriotas tienen en lo más íntimo una buena capacidad para resistir las adversidades. El Estado no ha podido acabar con las organizaciones armadas: pero tampoco ellas lograron el objetivo de llegar al poder y apoderarse de las ciudades más importantes. Así estamos. Y así seguiremos: “Hasta que el infierno se congele”.Hemos crecido con guerra interna y narcotráfico: ¿Qué pasaría si esos dos oscuros problemas se acaban? No tengo dudas que entraríamos a competir con Brasil, México y Chile, por el primer lugar en Latinoamérica. Seríamos la gran Nación que no hemos logrado por razones obvias. El estimativo del FMI de casi un 5%, es una de las mejores noticias para un país que crece a pesar de sus desgracias. A Santos le va bastante bien en el desarrollo de la Nación, mientras subsiste el gigantesco problema de la confrontación armada. Que algún día tendrá que resolverse. Con un gran “propósito nacional” para lograrlo.

VER COMENTARIOS
Columnistas