Crisis alimentaria

Marzo 22, 2011 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

El ‘Time’ de Londres trae en edición reciente un sugestivo artículo de H. Spencer, especialista en temas de alimentación en el mundo, en el que sostiene que en cincuenta años –al ritmo del incremento de la población planetaria- no habrá comida suficiente para alimentarla. ¡Sombrío vaticinio! El inquieto científico inglés no se contentó con su macabro pronóstico: afirmó que vendrán crisis periódicas por la escasa producción de alimentos. Cada diez años -el cálculo es del mismo Spencer- se producirán hambrunas en zonas de Europa, África y Asia. Las padecerán gentes que tendrán dinero para hacer su mercado, pero encontrarán vacías las tiendas y cerrados los restaurantes. Una verdadera tortura. Morirse de hambre con plata en el bolsillo.China y la India serían, por su enorme población, los países más afectados en ese cuadro dantesco. Ninguna nación: rica, pobre; católica, musulmana; de mayoría blanca, negra, o asiática, escaparía a ese cataclismo. Que Spencer vaticina con cierto sensacionalismo y un temor palpable. Dice cosas ciertas. Como el hecho que los países europeos se devoraron grandes zonas de tierra para sus fábricas, sus ciudades, sus fincas y otras instalaciones modernas. Afectaron así la producción de alimentos y la cría para el consumo. Es decir, serían autores de su propia desgracia. Si algo tan terrible llega a ocurrir y no sea, apenas, un vaticinio tremendista.El asunto no es tan simple. En un estudio de ‘National Geographic’, se afirma que la población mundial será de 7.000 millones en 10 a 12 años. Una cifra que produce escalofríos. La población universal crece como la espuma. Calcuta –en la India- tiene 16 millones de habitantes. A New York no le cabe un rascacielo más. Londres se expande –vertiginosa- por la incontenible marea que crece en su enorme dimensión. Y así muchas ciudades y regiones. Hay 25 megaciudades que pasan de los 12 millones de habitantes.El aumento incontenible de los habitantes del planeta es el fenómeno más letal del momento y el de peor manejo de las autoridades.¿Habrá comida para tanta gente? Eso no está claro. Tampoco el control de la natalidad, que no ha dado los resultados esperados. Preocupado, el gobierno de Francia ha propuesto crear un comité, con poderes suficientes, que aplique medidas concretas para enfrentar un fenómeno que afecta el futuro de la humanidad y tiene características espantables. La idea ha contado con el apoyo inicial de Inglaterra, España y Rusia. El mundo entero debería apoyarla.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad