Continente en ascenso

Marzo 13, 2012 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

Asia es hoy el gran motor de la economía mundial. Su fama de continente atrasado, pobre y condenado al subdesarrollo, es cosa del pasado. El presidente Santos y la canciller María Ángela Holguín dieron un paso decisivo en el progreso económico en su visita a esa dinámica región. Afianzaron y desarrollaron las relaciones económicas y comerciales con China, Japón y Vietnam. Sobre la base de respetar la autonomía en el sistema político de cada nación.Los asiáticos se han convertido en polo de ayuda a los países del tercer mundo. China y Japón -con el resto de países del área- son centro clave del comercio universal. China es la segunda economía del mundo después de Estados Unidos y está en camino de superarlo. Japón ha logrado pasar las turbulencias económicas que lo afectaron y es clave en el desarrollo tecnológico. El resto de ‘Dragones Asiáticos’ integran un bloque que ha extendido relaciones económicas y comerciales con Latinoamérica. En particular con Brasil.Al tercer mundo le conviene esa relación con Asia. Que está libre de cualquier interés político y no constituye amenaza alguna. Como ocurrió con la Unión Soviética, interesada en exportar su sistema comunista. América ha encontrado en los asiáticos un socio poderoso, dispuesto a incrementar su intercambio comercial y crear organismos económicos mixtos. Hemos encontrado un escenario distinto al tradicional con Estados Unidos. Eso es conveniente y útil. Ningún país puede depender del todo de otro. Por supuesto, la relación con Norteamérica debe mantenerse y ampliarse.Santos practica la política de fortalecer la relación con el bloque asiático que -con China a la cabeza- tiene mucho peso en el equilibrio universal. El viaje del Presidente a esa región ha dado buenos resultados. Con los chinos se estudian proyectos de ‘Joint Ventures’. Hay una seria política de ampliar mercados y acceso a tecnología de punta. Se avanza en el camino que Santos impulsó.La Canciller colombiana se entrevistó en Pekin con el futuro primer ministro de China, Li Kegiang. Formalizaron importantes acuerdos como la llegada a Colombia de empresas chinas que ya operan en Perú y Brasil. Un intercambio mayor de las exportaciones chinas. Y un aumento sustancial de nuestros productos a ese mercado. Que es uno de los más grandes del planeta.

VER COMENTARIOS
Columnistas