Buenas noticias

Buenas noticias

Julio 05, 2011 - 12:00 a.m. Por: Ramiro Andrade Terán

Para sorpresa de economistas que consideran poco viable el desarrollo de América Latina, la situación del Continente no sólo es buena: tiende a mejorar en los próximos 20 años. En esto coinciden la Cepal y el Banco Interamericano de Desarrollo, BID. La región creció y su progreso pudo ser mayor, de no mediar la recesión mundial que afectó a Estados Unidos. Es sabido que cuando esa poderosa nación tose, los países de su zona de influencia deben prepararse para una pulmonía.La Cepal estima que Colombia tendrá al final del año, un desarrollo que puede llegar a un 6%. Cifra excelente en el marco de la comunidad continental. Más apreciable si ocurre en una nación afectada por un conflicto armado de altísimo costo que tiende a volverse crónico.América Latina ha logrado superar etapas muy críticas. Hoy está en lo que El País -de Madrid- calificó como la “Década Dorada”: un momento histórico que se da muy pocas veces. Para aprovecharlo, es indispensable que sus dirigentes hagan su parte. Y la hagan bien. Con manejo inteligente del Estado y de la hora positiva que se vive. Con honestidad a toda prueba y erradicación con mano dura de las mafias de cuello blanco. Que se lucran con el patrimonio colectivo. Ese debe ser un programa mínimo para quienes aspiran a gobernar nuestros países.Planes concretos, realistas, eficientes, que deben ejecutarse a corto y largo plazo. El desarrollo no puede ser flor de un día. O la oportunidad para llenar los bolsillos con negociados y contratos. Desarrollo, con acciones para combatir el atraso. Esa es una fórmula que se ha ensayado en Asia, con buenos resultados. Las cifras sobre la pobreza y el desempleo no dejan otra alternativa.Colombia -a pesar de la plaga de la violencia y el narcotráfico- está en un momento positivo de su desarrollo. Si América Latina vive una etapa favorable, no hay razón para que Colombia sea la oveja negra del paseo. Para lograrlo, hay que trabajar sin descanso. Nadie nos ofrecerá nada si no lo ganamos con el sudor de la frente. “Obras son amores y no buenas razones”...El país tiene que salir de su letargo y prepararse para ganar otro sitio en el escenario complejo del Continente. No es aventurado afirmar que a estas tierras, descubiertas por Cristóbal Colón, les ha llegado el momento de un gran salto para salir de su atraso secular y pertenecer al primer mundo -a donde Chile está a punto de llegar.

VER COMENTARIOS
Columnistas