Otra persecución

Enero 17, 2016 - 12:00 a.m. Por: Rafael Nieto Loaiza

De acuerdo con la ley 89 de 1993, corresponde a Fedegán la administración de las contribuciones parafiscales agropecuarias a través del Fondo Nacional del Ganado (FNG). Sin embargo, desde el vencimiento del último contrato en el 2014, el Ministerio de Agricultura, sin justificación alguna, se negó a renovarlo y se limitó a hacer prórrogas de tres meses. En agosto de ese año, el FNG y Friogán, que administra los frigoríficos del Fondo, fueron incluidos en la ley 1116 de 2006 que busca “la recuperación y conservación de las empresas… mediante su reestructuración operacional, administrativa, de activos o pasivos”. A principios de este año, el Ministerio le quitó a Fedegán la administración del FNG. Alega que lo hizo porque el FNG estaba incurso en una causal establecida en el decreto 2537 de 2015, según la cual el Ministerio puede asumir la administración de las contribuciones parafiscales agropecuarias cuando “el Fondo sea o haya sido admitido en proceso de reorganización en los términos de la ley 1116”. Ocurre que: A. El decreto 2537 se expidió el pasado 29 de diciembre y está claramente dirigido a crear una excusa que le permitiera al Ministerio quitarle a Fedegán la administración del FNG. El único Fondo admitido en la 1116 es el FNG.B El presidente de la junta del FNG es ni más ni menos que el Ministro de Agricultura y varios de sus miembros son designados por él.C. Fue el Ministro, en su calidad de presidente de la junta, quien autorizó que el FNG y Friogán solicitaran su inclusión en la 1116.D. Si hubiera habido fallos administrativos en el FNG, serían responsabilidad del Ministro y de los miembros de junta que designó.E. Peor, las pérdidas en que ha incurrido Friogán en los últimos años se deben no a la mala gestión sino al hecho de que el mismo Ministerio haya aplazado una y otra vez la aplicación del decreto 1500 de 2007 que obligaba a que todos los mataderos tuvieran frigoríficos. Friogán se consolidó y creció con base en las expectativas generadas por ese decreto. En resumen, el Ministerio de Agricultura aparta a Fedegán de la administración de las contribuciones parafiscales agropecuarias porque el FNG y Friogán está en la 1116, aunque están en la 1116 por decisión del Ministro y por culpa de las medidas políticas del mismo Ministerio. Es evidente que el Ministerio legisla con nombre propio, que la decisión contra FEDEGÁN no es técnica sino política, no mira el interés del sector agropecuario y no es más que una persecución. Persecución personal contra José Felix Lafaurie, ex alto funcionario del gobierno de Uribe, casado con la representante del Centro Democrático María Fernanda Cabal, y ahora presidente de Fedegán y, en ese carácter, agudo crítico del capítulo de tierras firmado con las Farc en La Habana. Y persecución contra los ganaderos, a quienes las Farc han visto desde siempre como sus enemigos y a quienes han extorsionado y secuestrado sistemática e interminablemente. La decisión contra Fedegán es además un mensaje intimidatorio, uno más, contra los opositores del Gobierno y contra aquellos que manifiestan críticas al proceso de paz. Santos, de nuevo, es complaciente y débil con los violentos e implacable con los civiles que se atreven a cuestionarle. Su gestión pasará a la historia con la vergüenza de haber perseguido sin cuartel, a periodistas, opinadores y empresarios, como los cañeros, que se atrevieron a discrepar. ¡Pero, lo decimos desde ya, no vencerá!

VER COMENTARIOS
Columnistas